• Visión nocturna

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por Ravi D Goel MD
    Editado por Dan T. Gudgel
    Feb. 04, 2019

    La visión nocturna es la capacidad de ver en condiciones de baja iluminación. Hay unas pocas diferencias importantes entre la visión diurna y la visión nocturna:

    • Las pupilas se agrandan y el ojo permite que entre más luz cuando hay oscuridad.
    • Un tipo diferente de célula, más sensible, dentro del ojo — las llamadas bastoncillos — captan la luz para la visión nocturna.
    • La visión nocturna es casi o totalmente en blanco y negro. En condiciones de iluminación muy baja, la visión de color es muy mala.

    Qué hacer cuando hay problemas de visión nocturna

    Si nota que su visión nocturna está empeorando, debe consultar a un oftalmólogo para recibir un examen completo. La disminución de la visión nocturna puede ser señal de problemas graves en los ojos, un efecto transitorio de otras afecciones, o una parte natural del proceso de envejecimiento.

    No hay tratamientos caseros ni ejercicios que puedan mejorar la visión nocturna. El tratamiento inmediato de cualquier afección subyacente preservará la mayor parte posible de visión. Su médico puede ayudar a determinar cuál es la mejor alternativa para usted.

    ¿Cómo podemos ver en la oscuridad?

    En la oscuridad, el iris se abre más, permitiendo que se agrande la pupila. Esta dilatación deja entrar mayor cantidad de luz a ojo por lo que llega más luz a la retina.

    La retina, el tejido sensible a la luz, en la parte posterior del ojo, está cubierta por dos tipos de células fotorreceptoras: bastoncillos y conos. Los conos nos dan la visión de color que tenemos en condiciones de luz brillante. Los bastoncillos son mucho más sensibles en condiciones de baja iluminación, pero solo nos permiten una visión en blanco y negro.

    En condiciones de oscuridad, la mayoría de los bastoncillos de la retina se activan, pero solo unos pocos conos entran en acción. Por eso, en la oscuridad, la visión es prácticamente en blanco y negro. Los conos comienzan a activarse y contribuyen algo de visión en color cuando la cantidad de luz se aproxima a lo que podríamos ver en una noche estrellada.

    SI los bastoncillos se desactivan por enfermedad o por lesión, es posible que se pierda la visión nocturna y que sea imposible ver en la oscuridad.

    ¿Qué problemas se presentan con la visión nocturna?

    Algunos de los problemas más comunes con la visión nocturna son:

    El problema para ver de noche puede aumentar el riesgo de caídas y puede dificultar la conducción segura en la noche.

    A medida que la pupila se agranda en la oscuridad, aumenta la miopía en algunas personas, en comparación con lo que ocurre en condiciones de luz brillante. Esta miopía nocturna puede hacer que los objetos distantes se vean borrosos. Esta condición puede ser signo de que se requieren anteojos o que hay que cambiar los lentes de sus anteojos o sus lentes de contacto.

    Algunas de las enfermedades o afecciones que pueden afectar la visión nocturna son:

    • Las cataratas. Se hace difícil ver o conducir de noche, esto puede ser uno de los primeros síntomas de las cataratas. Las cataratas pueden hacer que la visión se torne borrosa o menos nítida y puede aumentar los destellos, halos o rayos producidos por los faros delanteros de los autos y la iluminación de las vías.
    • El glaucoma. Esta enfermedad ataca primero la visión periférica antes de llegar a afectar la visión central. Se afectan tanto la visión diurna como la visión nocturna, a medida que partes de la retina dejan de reaccionar a la luz.
    • La degeneración macular. A medida que la retina cambia como resultado de la degeneración macular, pueden aparecer distorsiones y puntos ciegos tanto en la visión diurna como en la visión nocturna.
    • Las enfermedades de la retina, incluyen la retinitis pigmentosa. Las enfermedades que afectan directamente la retina suelen afectar la visión en condiciones de baja iluminación en primer lugar debido a que hay menos bastoncillos en la retina. Además, los bastoncillos se encuentran en mayor número alrededor del borde de la retina, en donde puede iniciarse su daño.
    • La deficiencia de vitamina A. La ceguera nocturna (nictalopía) es uno de los primeros signos de deficiencia de vitamina A. Esta deficiencia de vitamina A reduce la producción de rodopsina, el pigmento que requieren sus bastoncillos para ver en condiciones de baja iluminación.
    • La ceguera nocturna congénita. Varias condiciones genéticas pueden reducir o bloquear la visión nocturna.
    • El error refractivo. Si necesita anteojos o lentes de contacto o si necesita una nueva prescripción, es posible que su visión tanto nocturna como diurna sea borrosa.
    • La cirugía refractiva (el Lasik, la queratectomía fotorrefractiva [PRK, por su sigla en inglés] etc.). Los cambios en la forma de la córnea pueden afectar es modo en el que se fleja la luz y producir más destellos o halos alrededor de las luces en la noche.

    ¿Cómo se prueba la visión nocturna?

    Para evaluar la visión nocturna, su oftalmólogo puede hacerle preguntas, mirar sus ojos y hacerle pruebas de visión. Una de las pruebas más comunes es la Cartilla de Sensibilidad de Contraste de Pelli-Robson. Es una prueba similar a la Cartilla de Snellen, pero con letras en diferentes tonos de gris. Esta prueba mide qué tan bien puede ver el contraste entre el papel blanco y las formas grises más claras.