• Aspectos Básicos de las Soluciones de Limpieza para Lentes de Contacto

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por William Barry Lee MD
    Dec. 29, 2017

    Si usa cualquier tipo de lentes de contacto de quitar y poner más de una vez, debe desinfectarlos con una solución para mantenerlos limpios y seguros. Hay dos tipos principales de soluciones para la limpieza de los lentes de contacto: los que tienen como base el peróxido de hidrógeno y los multipropósito. Ambos eliminan los residuos y la acumulación de impurezas cuando se utilizan adecuadamente, pero su acción difiere.

    Hay quienes son alérgicos a algunas soluciones para lentes de contacto. Otros pueden desarrollar sensibilidad a una determinada solución con el tiempo. Los ojos rojos e inflamados, el dolor y la lagrimación excesiva pueden ser signos de una infección ocular relacionada con el uso de lentes de contacto. Consulte a su oftalmólogo si presenta estos síntomas.

    Las Soluciones Multipropósito

    Las soluciones multipropósito para los lentes de contacto pueden limpiar y desinfectar rápidamente los lentes. Esta ventaja y su bajo costo hace que sean una elección popular.

    Cómo Actúan las Soluciones Multipropósito

    Siempre debe lavarse las manos antes de tocar sus lentes de contacto. Ponga los lentes en la palma de la mano y humedézcalos con un poco de solución multipropósito.

    Las soluciones multipropósito se conocen a veces como sistemas que no requieren “frotar”. Sin embargo, el Dr. W. Barry Lee, recomienda frotar los lentes con los dedos durante 10 segundos. “Se garantiza así la eliminación de cualquier residuo restante”, sostiene el Dr. Lee. Ponga una gota de solución salina sobre cada lente para enjuagarlos bien, antes de volvérselos a colocar.

    Qué se Debe Tener en Cuenta con las Soluciones Multipropósito

    Hay distintos tipos de soluciones multipropósito para los lentes gas-permeables y para los lentes blandos. Asegúrese de elegir la correcta para sus lentes.

    Las Soluciones con Base de Peróxido de Hidrógeno

    Las soluciones para los lentes con base de peróxido de hidrógeno requieren más tiempo y cuidado para la limpieza segura de los lentes de contacto. Estos sistemas de limpieza no contienen preservantes. Pueden ser una buena elección para quienes son alérgicos o sensibles a ciertos componentes químicos. Las soluciones limpiadoras de peróxido de hidrógeno tienden a ser más costosas que las soluciones multipropósito.

    El peróxido de hidrógeno es muy bueno para desinfectar los lentes de contacto pero pueden causar ardor y sensación de quemadura si entra en contacto con el ojo. Es necesario neutralizar esta solución después de desinfectar los lentes de contacto. Neutralizar la solución significa que ésta debe cambiarse por solución salina simple.

    Cómo Funciona la Solución de Peróxido de Hidrógeno

    Para limpiar sus lentes de contacto, póngalos en un pequeño estuche lleno de solución y déjelos sumergidos en dicha solución de seis a ocho horas. La desinfección puede ser un proceso de uno o dos pasos, según el producto de peróxido de hidrógeno. Los productos de un solo paso incluyen un neutralizador en el estuche. Los productos de dos pasos requieren que se agregue una tableta de neutralizador a la solución después de la limpieza.

    Qué se Debe Buscar en las Soluciones de Peróxido de Hidrógeno

    Uno de los riesgos de una solución de dos pasos es que se olvide agregar el neutralizador. Si se le olvida hacerlo, puede hacer daño a sus ojos con el peróxido de hidrógeno.

    Es muy importante no reutilizar ni poner solución de peróxido de hidrógeno adicional sobre la solución que ya ha sido neutralizada. Una vez neutralizada, la solución pierde su acción desinfectante.

    Asegúrese de secar bien el estuche entre uno y otro uso. Un estuche húmedo puede promover el desarrollo de bacterias y otros organismos provenientes del agua corriente. Reemplace el estuche cada mes, o al menos cada tres meses para reducir el riesgo de infección.