• 20 mitos sobre los ojos y la visión

    Read in English:
    Escrito por Reena Mukamal
    May. 10, 2020

    Es posible que haya oído toda clase de cosas sobre lo que es bueno y lo que es malo para sus ojos, pero ¿Todo esto será cierto? Para el “2020: El Año de los Ojos”, la Academia Americana de Oftalmología presenta los hechos detrás de estos 20 mitos comunes relacionados con los ojos.

    Biología básica

    Mito 1. Todos los bebés tienen los ojos azules al nacer.

    Los bebés cuando nacen parece que tienen a veces los ojos azules mientras la melanina aún se está desarrollando. En cerca de 12 meses, las células comienzan a producir melanina. A medida que se acumula más melanina en el iris, el color de los ojos puede oscurecerse

    Mito 2. Los bebés nacen con los ojos del tamaño que siempre van a tener.

    Por lo general, los bebés nacen con ojos que tienen un tamaño de aproximadamente dos terceras partes de lo que será su tamaño en la vida adulta. Los ojos siguen creciendo después del nacimiento, normalmente durante dos fases: 1) la primera fase durante el primer año de vida y 2) la segunda fase en la pubertad.

    Mito 3. Si ambos padres tienen ojos cafés no pueden tener un hijo con ojos azules.

    El hecho es que no pueden predecir el color de los ojos del bebé con base en el color de los ojos de los padres, en absoluto. La investigación reciente sugiere que hasta 16 genes diferentes podrían ser responsables del color de los ojos, lo que explica por qué los padres que tengan los ojos del mismo color pueden tener un hijo con ojos de un color totalmente distinto.

    Mejoría de la visión

    Mito 4. Comer zanahorias mejorará su visión.

    La vitamina A  es esencial para el organismo a fin de mantener una visión sana y las zanahorias tienen grandes cantidades de este nutriente. Sin embargo, el organismo solo requiere una cantidad relativamente pequeña de vitamina A para la visión y la puede obtener de muchas fuentes, como vegetales de hoja verde oscura, vegetales de colores brillantes, productos lácteos y pescado. Si bien consumir alimentos ricos en vitamina A puede ayudar a mantener una buena visión, no mejorará su visión ni le librará de tener que usar anteojos o lentes de contacto. Recuerde consumir alimentos ricos en vitamina A con algo de grasa para mejorar su absorción y sus beneficios.

    Mito 5. Puede mejorar su visión con ejercicios para los ojos.

    Los ejercicios para los ojos  no mejorarán ni preservarán la visión ni reducirán la necesidad de usar anteojos. Su visión depende de muchos factores, ninguno de los cuales puede ser alterado significativamente con ejercicios oculares.

    Sin embargo, los ejercicios para los ojos sí le pueden ayudar a mejorar la insuficiencia de convergencia, una afección que ocurre cuando los ojos no funcionan simultáneamente para enfocar un objeto cercano, lo que dificulta la lectura.

    Mito 6. Mirar al sol — o mirar directamente al sol — puede mejorar su salud y bienestar.

    Mirar directamente al sol así sea por un tiempo corto, sin usar la protección ocular correcta puede dañar su retina de forma permanente y puede incluso causarle ceguera. Por lo general, las gafas para el sol y los filtros caseros no son seguros para mirar el sol. La única forma segura de mirar directamente al sol es a través de filtros solares para ese propósito, en especial que cumplan la norma ISO 12312-2.

    Limitación visual

    Mito 7. Si mira bizco, sus ojos se quedarán así.

    Sus músculos oculares le permiten mover sus ojos en todas direcciones. Mirar a la izquierda o a la derecha hacia arriba o hacia abajo no los fuerza a permanecer en esas posiciones, ni tampoco se le torcerán por mirar bizco. Los ojos bizcos pueden ser el resultado de una enfermedad, de visión no corregida o de daño muscular o nervioso.

    Mito 8. Sólo los niños pueden ser daltónicos.

    Las mujeres pueden desarrollar o heredar el daltonismo, pero los hombres son más propensos y su riesgo de ser daltónicos es mucho mayor. Se calcula que 1 de cada 10 hombres tiene deficiencia de percepción del color. La mayoría de los daltónicos nacen con pérdida parcial o total de conos en la retina, que son los que ayudan a diferenciar los colores rojo, verde y azul. Con menor frecuencia, los problemas de visión de color pueden presentarse más tarde en la vida como resultado de una enfermedad, un trauma o de efectos tóxicos de algunos medicamentos que dañan la retina o el nervio óptico.

    Mito 9. Quienes son daltónicos ven las cosas en negro y blanco.

    La mayoría de los daltónicos ven el color de forma parcial. La forma más severa de daltonismo es una en la que todo se ve en tonos de gris y es poco común. La mayoría de quienes tienen daltonismo tienen dificultad para diferenciar el verde del rojo.

    Mito 10. Sentarse muy cerca al televisor puede dañar sus ojos.

    Si bien sentarse muy cerca al televisor puede producir esfuerzo ocular o puede causar dolor de cabeza, no dañará la visión en los niños ni en los adultos. No obstante, sentarse habitualmente muy cerca del televisor puede ser una señal de que la persona es miope y, de hecho, necesita anteojos. Los niños tienen una mayor habilidad para enfocar objetos cercanos, por lo que puede ser más cómodo para ellos estar cerca del televisor.

    Mito 11. Leer con baja iluminación es nocivo para los ojos.

    No les pasa nada a los ojos por leer con baja iluminación. Pero una buena iluminación puede hacer que sea más fácil ver lo que se está leyendo y evitar el cansancio ocular en poco tiempo.

    Mito 12. El uso de las computadoras puede dañar sus ojos.

    Mirar la pantalla de la computadora no daña los ojos pero hacerlo sin observar período pequeños de descanso puede contribuir a que se esfuercen los ojos, se produzca cansancio ocular o se desarrolle ojo seco. Asegúrese de descansar sus ojos cada 20 minutos mirando hacia arriba o hacia el otro lado de la habitación. Parpadee regularmente para mantener sus ojos bien lubricados y use lágrimas artificiales para promover la humectación.

    Mito 13. Quienes usan anteojos arruinarán sus ojos si leen letra pequeña o realizan mucho trabajo que requiere visión de cerca.

    La lectura y el trabajo que requiere mucho detalle no desgastan los ojos. Pero sí pueden hacer que los ojos se esfuercen y se cansen. Hacer pausas periódicas mirando a distancia o levantando la vista de la pantalla del televisor puede ayudar a obtener alivio.

    Mito 14. Usar anteojos o lentes de contacto lo hará depender de ellos.

    Usar sus anteojos no va a empeorar su visión ni lo va a poner en riesgo de alguna enfermedad ocular. Si necesita anteojos para ver a distancia o para leer, es importante que los use para evitar que sus ojos se esfuercen y garantizar la mejor visión posible.  

    Mito 15. Utilizar anteojos con una prescripción equivocada dañara sus ojos.

    Utilizar anteojos con una prescripción incorrecta no va a dañar sus ojos, pero sí pueden producir dolor, visión borrosa o dolor de cabeza. Estas molestias deben desaparecer al dejar de utilizar dichos anteojos.

    Mito 16. Las discapacidades de aprendizaje son producidas por problemas oculares.

    Las discapacidades de aprendizaje son producidas por problemas con la forma como el cerebro procesa lo que ve o escucha. Los signos de discapacidad de aprendizaje incluyen problemas para aprender a leer o escribir, malas calificaciones en matemáticas o dificultad para organizar las ideas y la información. A veces, la mala visión puede confundirse con discapacidad de aprendizaje. Si nota que su hijo o hija se tiene que esforzar en la escuela, asegúrese de que los examine un especialista en aprendizaje y un proveedor de cuidado oftalmológico.

    Mito 17. Perder visión es parte inevitable del envejecimiento.

    Muchos problemas visuales que se desarrollan a medida que pasan los años pueden ser tratados. La presbicia, que es pérdida de visión de cerca, y las cataratas, son dos cosas que puede remediarse para permitir que los adultos vean claramente de nuevo. Es importante hacerse exámenes oculares anuales para detectar los riesgos de la visión tanto reversibles como permanentes, como el glaucoma o la degeneración macular. Con frecuencia, el tratamiento temprano puede retardar o prevenir la pérdida de visión.

    Mito 18. Una catarata debe estar madura antes de retirarla.

    Una catarata puede extraerse en cualquier momento, cuando comience a comprometer su visión. Gracias a los adelantos modernos en la cirugía de cataratas, el cristalino puede retirarse del ojo tan pronto como esté lo suficientemente opacificado como para dificultar la lectura de la letra pequeña o la señalización de las calles.

    Mito 19. Los ojos pueden ser trasplantados.

    En la actualidad no es posible trasplantar un ojo completo porque este órgano complejo está conectado a su cerebro a través del nervio óptico. El nervio óptico está formado por más de 1 millón de pequeñísimas fibras nerviosas. Una vez que estas fibras nerviosas se cortan, no pueden reconectarse. Sin embargo, los oftalmólogos pueden trasplantar la córnea, que es la parte transparente que recubre el frente de sus ojos.

    Profesionales de la visión

    Mito 20. Todos los médicos de los ojos son iguales.

    Los oftalmólogos, los optómetras y ópticos tienen todos funciones diferentes y desempeñan un papel importante en el cuidado de los ojos. Sin embargo, sus niveles de capacitación y experiencia son muy diferentes entre sí.

    Un oftalmólogo es un profesional médico graduado de una escuela de medicina con al menos 12 años de capacitación, incluyendo 4 años de universidad y al menos 8 años de estudios médicos de postgrado. Los oftalmólogos son los únicos proveedores de salud ocular en el mundo que tienen licencia para practicar tanto medicina como cirugía y además participan en investigación científica de las causas y curas de las enfermedades oculares y de los trastornos visuales.

    Un optómetra completa al menos 3 años de universidad y 4 años capacitación en optometría y tiene licencia para hacer exámenes oculares y pruebas de visión, prescribir y dispensar lentes correctivos, detectar algunas anomalías oculares y prescribir medicamentos para algunas enfermedades de los ojos.

    Un óptico es un profesional que prepara, mide y adapta la fórmula de los lentes con corrección óptica con las prescripciones de lentes de contacto escritas por un oftalmólogo o un optómetra. Aunque el óptico no es un médico de los ojos, tiene un grado de 2 años de estudios en óptica o un aprendizaje de 6.000 horas.

    Si tiene alguna pregunta o duda acerca de sus ojos o su visión, consulte a un oftalmólogo.