• 8 Consejos para la Seguridad de los Ojos en la Cocina

    Written by: Dan Gudgel
    Reviewed by: Anne Sumers MD
    Nov. 06, 2016

    Si bien es cierto que una buena nutrición es esencial para la salud ocular a largo plazo, puede haber también una relación más directa entre los alimentos y la seguridad ocular. Asegúrese de saber cómo cuidar sus ojos en la cocina antes de dedicar largas horas a preparar los platos especiales para los días de fiesta.

    Si sufre una lesión en los ojos, consulte a su oftalmólogo o vaya a urgencias si tiene síntomas oculares — como dolor, enrojecimiento, visión borrosa, lagrimación o sensación de cuerpo extraño — que no desaparezcan en poco tiempo.

    Grasa Caliente en el Ojo

    El aceite de cocina y la grasa calientes pueden salpicar fácilmente los ojos. La prevención es la mejor estrategia. Proteger los ojos puede evitar las lesiones oculares más comunes. Pero si no está dispuesto a utilizar gafas protectoras mientras cocina tocineta, al menos use un protector para evitar salpicaduras de grasa o una tapa sobre el sartén.

    Si le salpica grasa caliente en el ojo, lávelo de inmediato con agua abundante. Esto eliminará la grasa y cualesquiera partículas que ésta contenga. Si hay una lesión evidente, dolor excesivo, si continúan los síntomas o si le preocupa su ojo, consulte un oftalmólogo lo más pronto posible. Para salpicaduras menores, las lágrimas artificiales pueden ayudar a aliviar su ojo. No use gotas para ojo rojo. Puede ser más susceptible a las infecciones o a otras lesiones oculares mientras su ojo está sanando.

    Salpicaduras de Líquido de Cocción

    Cualquier líquido que le salpique en el ojo puede producir una sensación desagradable. Ante todo, lave el ojo con agua abundante. Los líquidos de los alimentos pueden ser ácidos y producir lagrimación y ardor. Algunos alimentos, como el líquido que proviene del pollo crudo, pueden contener también organismos que podrían causar infecciones.

    Los líquidos calientes también pueden producir ardor o ampollas en el ojo. Consulte de inmediato a un oftalmólogo si observa cualquier daño en el ojo o si no desaparece cualquiera de estos síntomas.

    La Exposición de los Ojos a las Especias

    Cuando esté utilizando jalapeños u otros ingredientes picantes, éstos pueden quedar en sus dedos y terminar en sus ojos, si los restriega. Lávese bien las manos después de preparar cualquier alimento, o use guantes mientras trabaja con este tipo de ingredientes. Si le cae pimienta o aceite con otras especias en el ojo, lávelo con agua abundante. También puede lavar sus párpados y el área alrededor del ojo con champú para bebé. Nunca ponga jabón directamente en el ojo.

    ¿Le causan problema las cebollas? Consulte nuestros consejos para evitar que las cebollas la hagan llorar.

    Los Productos de Limpieza y los Ojos

    Los productos de limpieza son uno de los mayores riesgos en la cocina. Siempre debe usar gafas protectoras cuando trabaje con químicos limpiadores. El blanqueador, los productos para limpiar el horno y otros químicos de limpieza pueden producir graves lesiones oculares que pueden causar pérdida permanente de la visión. Si le caen productos de limpieza en los ojos, lávelos inmediatamente con agua abundante y busque atención médica sin demora. Entre más prolongada se la exposición, peor será el daño que se produzca.

    ¡Tenga Cuidado con los Objetos Afilados!

    Los cuchillos, tenedores, tijeras y otros objetos afilados pueden producir graves lesiones oculares. Tenga siempre cuidado al manejar objetos afilados, especialmente si hay niños en la casa. Los objetos afilados son la tercera causa más común de lesiones oculares en los niños.

    Las Caídas y las Lesiones Oculares

    Los tapetes sueltos, los gabinetes con las puertas abiertas y los derrames de líquidos en el piso podrían ser un riesgo mayor para sus ojos de lo que pudiera pensar. Las caídas fueron la primer causa de lesión ocular en los Estados Unidos entre 2002 y 2011. Las personas de 60 años o más son especialmente propensas a las lesiones oculares por caídas. Antes de empezar a cocinar, asegúrese de que su cocina sea tan segura para la abuela como lo es para los nietos.

    No Ponga Ningún Alimento en su Ojo

    Hay abundantes mitos urbanos sobre los productos alimenticios que sirven para afecciones oculares o que cambian el color de los ojos. Todos ellos son falsos. La miel no le cambiará el color de los ojos. El té no cura el ojo irritado. No ponga en su ojo nada que no haya sido destinado para uso ocular. Si utiliza cualquier producto alimenticio como cosmético para la piel alrededor de los ojos, tenga cuidado de que no entre en sus ojos.

    No Use Carne Cruda para un Ojo Negro

    En las caricaturas y en las películas antiguas, es frecuente ver que se usa la carne cruda para curar un ojo negro. Eso no es seguro. Los organismos que se encuentran en la carne cruda pueden producir graves infecciones. Otros alimentos empacados congelados como los vegetales congelados podrían estar contaminados por bacterias de su congelador o de la cocina. Para un ojo negro utilice una compresa de hielo o cubos de hielo envueltos en una toalla limpia. Y consulte al médico si se desarrollan síntomas graves como resultado de un ojo negro.