Some areas of AAO.org are temporarily unavailable. We apologize for the inconvenience and are working to restore access.

  • ¿Puede el Aceite de Pescado Ayudar a Aliviar el Ojo Seco?

    Read in English:
    Escrito por Celia Vimont
    Revisado por Rebecca J Taylor MD
    Mar. 20, 2017

    Si bien las lágrimas artificiales o los ungüentos son tratamientos comunes para el ojo seco, los estudios sugieren que consumir alimentos de ácido graso omega-3 puede también aliviar este problema. Los aceites omega-3 parecen mejorar la función de las glándulas meibomianas del ojo que producen el componente aceitoso de las lágrimas. Mejorar el funcionamiento de esas glándulas puede reducir los síntomas del ojo seco.

    El ojo seco es más común a medida que la persona envejece. El problema se desarrolla cuando el ojo no puede mantener una película de lágrimas adecuada. El ojo seco puede ser producido por cambios hormonales debidos a la menopausia. También hay muchas otras causas que incluyen las condiciones del entorno o del lugar de trabajo (como el viento o el aire acondicionado); la exposición al sol, fumar o el humo del cigarrillo de otros, o los medicamentos contra el resfriado o las alergias.

    El National Eye Institute (Instituto Oftalmológico Nacional) señala que, en algunos pacientes cono ojo seco, los suplementos de omega-3 o las fuentes dietéticas de estos ácidos grasos (como el atún) pueden reducir los síntomas de irritación.

    La Dra. Stephanie Marioneaux, vocera de la Academia Americana de Oftalmología, dijo al New York Times que se cree que el omega-3 presente en el aceite de pescado reduce la inflamación. Si la inflamación de los párpados o de la superficie de los ojos empeora el ojo seco, es lógico que un suplemento ayude a resolver el problema. "El ojo seco es algo bastante complejo, y no tiene cura”, sostiene. “Sin embargo, tratar la inflamación puede mejorar algunos de los síntomas".

    Un estudio de más de 32.000 mujeres del Women’s Health Study 8Estudio de Salud de la Mujer) publicado en el 2005, determinó que quienes consumían más grasas omega-3 provenientes de pescado tenían un 17 por ciento menor probabilidad de presentar ojo seco, en comparación con las mujeres que consumían pocos o ningún producto de mar. Más recientemente, un estudio del International Journal of Ophthalmology concluyó que los ácidos grasos omega-3 “realmente desempeñan un papel en el alivio del síndrome de ojo seco”.

    Los aceites omega-3 pueden también ayudar en el tratamiento de otras enfermedades oculares. Estos aceites pueden reducir el desarrollo de los vasos sanguíneos anormales que se presentan en la degeneración macular relacionada con la edad y otras enfermedades de vascularización de la retina.

    Consulte con su médico para determinar si los suplementos de omega-3 son adecuados para usted.