• El Alzheimer y la demencia: recomendaciones para las citas al oftalmólogo

    Escrito por
    Revisado por Hilary A Beaver MD
    May. 18, 2019

    Si usted está a cargo del cuidado de un ser querido con demencia o Alzheimer, probablemente tiene muchísimas preguntas para sus médicos y no tiene tiempo suficiente. Para aprovechar al máximo las citas médicas, considere las siguientes recomendaciones hechas por los oftalmólogos, los médicos especializados en el cuidado médico y quirúrgico de los ojos.

    Programe bien las citas

    Programe las citas para la hora en la que la persona a la que usted cuida esté en su mejor momento o procure buscar las horas en que el consultorio médico esté menos congestionado. Si el problema del paciente es complejo, es posible que requiera programar citas más frecuentes, en lugar de dejar todos los temas para una sola cita.

    Vaya preparado

    Haga una lista de las cosas que quiere consultar con el médico. Lleve una lista de todos los medicamentos que toma el paciente, incluyendo los medicamentos y los suplementos de venta libre.

    Tome notas

    Lleve una libreta o un cuaderno para tomar notas de la información que le suministre el médico. También puede grabar la conversación para poderla escuchar de nuevo más tarde. Si no entiende algo, pida una explicación.

    Sea específico

    Esté preparado para responder preguntas relacionadas con síntomas y conducta. ¿Ha notado usted cualquier cambio en la salud del paciente? ¿En su visión? ¿Cuándo empezaron los cambios? Si se prescribe medicamento, asegúrese de saber exactamente a qué hora y qué tanto medicamento debe administrarse. Pregunte para qué se está prescribiendo le medicamento y cuánto tiempo se requerirá para ver alguna mejoría. Además, pregunte también qué efectos secundarios pueden presentarse.

    Después de la cita, recuerde estos consejos de la Asociación de Alzheimer sobre cómo comunicarse con compasión:

    • Dé explicaciones cortas, de una frase.
    • Permita tiempo suficiente para que la indicación sea comprendida y luego repítala dos veces más.
    • Repita las instrucciones o frases exactamente de la misma forma.
    • Elimine de su vocabulario la palabra ‘pero’; cámbiela por ‘sin embargo’.
    • Evite insistir. Inténtelo más tarde.