• El ejercicio beneficia sus ojos y su visión

    Read in English:
    Dec. 19, 2016

    Es bien sabido que 30 minutos de ejercicio diario son beneficiosos para el corazón, bajar la cintura y elevar el nivel de energía. Pero también puede ser una gran cosa para sus ojos. Tiene sentido que sus ojos reciban los mismos beneficios que el resto de su cuerpo recibe cuando se hace ejercicio. Muchas enfermedades oculares están relacionadas con otros problemas de salud, incluyendo la presión arterial alta, la diabetes y los niveles altos de colesterol. El ejercicio puede ayudar a controlar estos problemas o a limitar su impacto si ocurren.

    Dos estudios han demostrado que quienes hacen ejercicio con regularidad, tienen una menor probabilidad de desarrollar una enfermedad ocular grave. En un estudio, los científicos hicieron un seguimiento a más de 5,600 hombres y mujeres para establecer si hay una relación entre el ejercicio moderado y la presión de perfusión ocular, un importante factor en el desarrollo del glaucoma. Las personas que hicieron ejercicio físico moderado, mostraron ser 25 por ciento menos propensas a desarrollar glaucoma que aquellas mayormente inactivas.

    "No es posible comentar sobre la causa, pero sin duda hay una relación entre un estilo de vida sedentario y los factores que aumentan el riesgo de desarrollar glaucoma", dice el Doctor Paul Foster, autor del estudio.

    En otro estudio, los científicos analizaron el historial médico de más de 3,800 pacientes para encontrar si existe una relación entre el desarrollo de una degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) y la inactividad física. Encontraron que quienes hacen ejercicio tres veces por semana tienen una menor probabilidad de desarrollar DMRE que quienes son físicamente inactivos.

    Si usted ya tiene una enfermedad, el ejercicio puede ayudarle a manejarla mejor. Por ejemplo, el ejercicio físico puede ayudar a las personas con diabetes a mantener su enfermedad bajo control. Esto reduce el riesgo de complicaciones, incluyendo el desarrollo de una retinopatía diabética, la causa principal de pérdida de la visión entre adultos que aún están en edad de trabajar.

    El ejercicio también ha demostrado ayudar a las personas con glaucoma. Un ejercicio físico moderado, como salir a caminar tres veces por semana, puede disminuir la presión intraocular (PIO) y mejorar el flujo sanguíneo hacia la retina y el nervio óptico. Sin embargo, para recibir los beneficios del ejercicio, es necesario mantener una rutina. Si se abandona el ejercicio, la PIO vuelve a sus niveles anteriores.

    Lo bueno acerca del ejercicio es que usted no tiene que ser un corredor de maratón para cosechar los beneficios. Dar un paseo a paso ligero, subir las escaleras y bailar son todas buenas maneras de conseguir resultados durante el ejercicio, y le ayudarán a mantener sus ojos saludables.