• Elección de juguetes y recursos para niños con baja visión

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Linda M Lawrence MD
    Aug. 14, 2021

    Casi el 3% de los niños en los Estados Unidos son ciegos o tienen problemas de visión. La baja visión afecta a cada niño de una manera única. Los juguetes y las herramientas de apoyo que benefician a un niño pueden diferir drásticamente de los que benefician a otro. Las necesidades de cada niño dependen de la causa y el alcance de la discapacidad visual.

    Puede resultar confuso y costoso para las familias probar una variedad de opciones para jugar y aprender. Esa es una de las razones por las que un oftalmólogo o un pediatra remitirá a la familia a un equipo de expertos que pueda brindarle orientación y apoyo.

    Muchos niños con discapacidad visual califican para recibir apoyo a través de la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (LEPD) del gobierno federal. A través de estos servicios, las familias pueden acceder a un equipo de expertos que recomendarán e introducirán herramientas, dispositivos de asistencia y juguetes, para ayudar en las necesidades únicas de desarrollo, juego y aprendizaje de su hijo. El tipo de profesionales involucrados y su enfoque variarán según la edad y la etapa de desarrollo del niño. 

    Aquí hay un vistazo rápido de cómo los juguetes para niños con baja visión y su equipo de profesionales, pueden evolucionar con la edad y la etapa de desarrollo del niño.

    De 0 a 3 años de edad

    Programas y expertos

    Los bebés y los niños pequeños deben ser remitidos a un programa para bebés y niños pequeños, con un Plan de Servicio Familiar Individual (PSFI). Este es un programa de intervención temprana financiado por el gobierno federal y estatal que brinda acceso a un equipo profesional y multidisciplinario. El equipo puede incluir un maestro de la primera infancia, un maestro especial para discapacitados visuales (MEDV), así como terapeutas ocupacionales, físicos, del habla y de otro tipo, según sea necesario. Estos expertos vendrán al hogar para evaluar y valorar las necesidades del niño, y desarrollar un plan de intervención personalizado que pueda integrarse en la vida y las rutinas diarias de la familia.

    Hitos

    Las metas de desarrollo para bebés y niños pequeños con baja visión incluyen: construir un vínculo con los cuidadores, establecer comunicación, causa y efecto, coordinación mano-ojo, coordinación audición-mano, desarrollo motor, permanencia y reconocimiento de objetos, conciencia sensorial y conciencia espacial. El equipo de la primera infancia traerá a casa juguetes y herramientas para ayudar a desarrollar estas habilidades críticas. A esta edad, en la que el niño aprende jugando, los juguetes también pueden ayudar a fomentar el vínculo, el apego y las interacciones recíprocas.

    Qué buscar

    Ésta es la edad para permitirle al niño explorar el mundo tocando personas y objetos a su alrededor. Ayude al niño a saber qué sucede en el exterior describiendo lo que está haciendo y lo que está viendo. Los juguetes no necesitan ser complejos para promover la diversión y el aprendizaje, y lo más simple es, con frecuencia, mejor. Otros sentidos — tacto, olfato y oído — pueden ayudar al niño a aprender a reconocer todo lo que le rodea. Al elegir juguetes, las características que debe buscar incluyen: colores altamente contrastantes como blanco y negro, luces, sonidos y texturas. Pelotas de diferentes tamaños y colores, dibujos y libros con expresiones faciales grandes y simples, gimnasios con juguetes colgantes y, para bebés mayores, los clasificadores de formas, son excelentes opciones. Recuerde que los juguetes no siempre tienen que tener un propósito de desarrollo; simplemente pueden ser divertidos. Siempre es útil sacar los juguetes del paquete antes de envolverlos.

    Cuando le presente un objeto o juguete a un bebé, toque suavemente su mano para ayudar a establecer el concepto de extender la mano. Utilice señales preventivas para ayudar a preparar a los niños para el juego y otras actividades futuras. Por ejemplo, golpee el tazón con una cuchara para indicar "vamos a comer". También es útil utilizar su mano debajo de la mano del niño para guiar y estimular la exploración y el tacto.

    De 3 a 21 años de edad

    Programas y expertos

    Una vez que un niño cumple tres años, se vuelve elegible bajo la LEPD para otro grupo de servicios de apoyo financiados por el gobierno federal y estatal. El MEDV del estudiante puede registrar a los niños en la American Printing House (APH) y agregarlos a la Cuota Federal para recibir materiales educativos gratuitos. Esto incluye libros, juguetes y aparatos electrónicos que puedan necesitar en la escuela, todos especialmente diseñados para su nivel de discapacidad visual y etapa de desarrollo.

    Cuando los niños con baja visión ingresen al sistema escolar, su equipo educativo incluirá al MEDV. El MEDV se asociará con la familia y la escuela para desarrollar el Plan de Educación Individual (PEI) del niño. Este es un plan individualizado de servicios y apoyos que aborda las necesidades educativas y de desarrollo únicas de su hijo. Los PEI se reevalúan en las etapas regulares de la vida del niño, hasta que cumple 21 años. El entorno escolar y social del niño cambia continuamente, por lo que las modificaciones para maximizar la visión y el aprendizaje también necesitan reexaminarse regularmente. Los PEI, con frecuencia, incluyen materiales educativos accesibles, herramientas de ampliación, modificaciones y adaptaciones para el aula y el hogar.

    Hitos

    Los objetivos de desarrollo para los niños más pequeños en edad escolar incluyen: desarrollo continuo de las habilidades motoras, interacción social y emocional, pasar de lo concreto a lo abstracto (es decir, de una pelota en la mano, a una foto de una pelota, a un dibujo de pelota) y alfabetización. A partir del 3er grado, los niños leen para aprender y ampliar sus conocimientos. A medida que pasan de la escuela primaria a la adolescencia, es importante promover los intereses únicos de los niños, como los deportes y la música, y promover la creatividad a través del arte, los deportes y otros pasatiempos.

    Qué buscar

    Para los niños en edad preescolar y primaria, son ideales los juguetes y juegos que trabajan hacia la alfabetización en un entorno de juego. Elija libros que tengan colores brillantes, texturas y/o sonidos audibles. Otras excelentes opciones para jugar incluyen bloques de construcción iluminados, dominó con puntos en relieve, arena de juego cinético, juegos deportivos e instrumentos musicales. Para los niños mayores, las aplicaciones de tecnología son herramientas atractivas para aprender y jugar.

    Herramientas y aplicaciones tecnológicas

    Las herramientas tecnológicas pueden ayudar a facilitar la vida diaria de los niños y adolescentes con problemas de visión. Ya sea que necesiten más apoyo para leer, tomar notas en clase o disfrutar de una actividad favorita, la tecnología puede ayudar. Los teléfonos inteligentes y los dispositivos con pantalla táctil tienen muchas herramientas integradas, como lectores de pantalla de alto contraste y fuentes grandes, para ayudar a los niños a acceder a muchas capacidades. Los MEDV del niño pueden proporcionar una gran información para elegir las tecnologías y aplicaciones adecuadas.