• Hágase una detección de enfermedades oculares a los 40 años

    Escrito por David Turbert
    Revisado por Ninel Z Gregori MD
    Dec. 28, 2019

    La Academia Americana de Oftalmología recomienda la detección de enfermedades oculares para todos los adultos mayores.

    ¿Cuándo debo consultar a un oftalmólogo?

    Para quienes no tiene síntomas ni factores de riesgo de problemas oculares:

    Los adultos sin síntomas ni factores de riesgo de enfermedades oculares deben hacerse un examen de línea de base para detección de enfermedades alrededor de los 40 años. Los signos iniciales de la enfermedad y los cambios en la visión pueden empezar aproximadamente a esta edad. Su oftalmólogo le indicará la frecuencia con que deberá hacerse un seguimiento de los exámenes con base en los resultados de estas pruebas de detección. Su oftalmólogo comparará los resultados de sus pruebas de detección de línea de base con los resultados de sus futuros exámenes.

    Para quienes tienen síntomas o factores de riesgo de enfermedades oculares:

    Quienes a cualquier edad tengan síntomas o factores de riesgo de enfermedad ocular es necesario que consulten a un oftalmólogo de inmediato para determinar la frecuencia con que deben hacerse exámenes. Quienes se encuentren en este grupo no deben esperar a tener 40 años para hacerse un examen de detección de línea de base.

    Estos factores de riesgo incluyen:

    Si ya ve a un oftalmólogo para tratamiento de una enfermedad en proceso o una lesión, no se detenga ahí. Cumpla también con sus citas de control para exámenes visuales, para anteojos o lentes de contacto.

    El hacerse exámenes de detección de salud ocular a los 40 años es algo así como hacerse una mamografía o un estudio de detección de problemas de colon a los 40 o 50 años, respectivamente. Los adultos deben adoptar medidas similares para mantener su salud ocular a medida que envejecen.

    ¿Por qué debe hacerse un programa de detección de problemas oculares a los 40 años?

    El examen de línea de base es importante porque puede detectar enfermedades oculares comunes en adultos de 40 años de edad o mayores. El examen ofrece una mejor oportunidad de tratamiento temprano y preservación de la visión.

    El examen realizado por un oftalmólogo puede descubrir afecciones comunes como las que se describen a continuación. También puede encontrar problemas menos comunes pero graves, como tumores oculares. Además, el examen puede revelar enfermedades sistémicas que afectan los ojos, como la hipertensión y la diabetes. Con un tratamiento temprano, los problemas oculares que puedan estarse desarrollando potencialmente suelen tener un buen resultado. Estas enfermedades incluyen glaucoma, cataratas y retinopatía diabética.

    Enfermedades comunes que se encuentran en personas de 40 años o más

    Hay enfermedades comunes que pueden afectar a las personas de 40 años o más sin que sus síntomas se manifiesten por lo que no son conscientes de tener ningún problema con sus ojos. El programa de detección de salud ocular a los 40 años puede detectar estas enfermedades en forma temprana y evitar así la pérdida de visión.

    Glaucoma

    En el 2010, se calculaba que aproximadamente 2,7 millones de personas en los Estados Unidos tenían glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA) producido por aumento de la presión del ojo. El National Eye Institute espera que el número aumente a 4,3 millones en el 2030 y a 6,3 millones en el 2050. Muchos no tienen la menor idea de que tienen glaucoma hasta que ya han perdido irreversiblemente una buena parte de visión. Esto se debe a que la enfermedad suele no presentar síntomas hasta que la pérdida de visión ya es extensa. La detección y tratamiento tempranos del GPAA puede evitar o retardar la pérdida de visión. 

    Retinopatía diabética

    La retinopatía diabética es la principal causa de ceguera y suele afectar a los adultos en edad productiva. Las estadísticas de retinopatía diabética del National Eye Institute son alarmantes. En el 2010, cerca de 7,7 millones de estadounidenses adultos de 40 años o más tenían retinopatía diabética. Para el año 2030 se espera que esa cifra aumente a 11,3 millones y llegará a 14,6 millones en el 2050.

    Hay tratamientos efectivos disponibles para disminuir el riesgo de pérdida de visión por retinopatía diabética. Desafortunadamente, muchos diabéticos no reciben tratamiento a tiempo para reducir la pérdida de visión. De hecho, en el 2017, 7,2 millones de norteamericanos tenían diabetes pero lo ignoraban. Esto equivale a cerca de 1/4 de todos los diabéticos.

    Cataratas

    Las cataratas son muy comunes. En el año 2010 hubo 24,4 millones de casos de cataratas en los Estados Unidos. Solemos pensar que las cataratas son un problema que se limita estrictamente a las personas de edad avanzada. Sin embargo, el riesgo de desarrollar cataratas comienza a aumentar aproximadamente a los 40 años. Al empezar a controlar la salud ocular a los 40 años se puede prevenir que las cataratas interfieran con la visión a medida que aumenta la edad.

    Tome medidas para proteger su visión

    Si tiene 40 años o más y no se ha hecho recientemente un programa de detección de problemas oculares, programe uno con un oftalmólogo hoy mismo. Es un paso indispensable para preservar su visión y mantener sus ojos sanos.