Skip to main content
  • Lo que debe saber después de un diagnóstico de glaucoma

    Escrito por Reena Mukamal
    Oct. 11, 2023

    Saber que tiene glaucoma puede resultar abrumador. Si la ansiedad y la incertidumbre nublan sus pensamientos, considere llevar un bloc de notas para que pueda anotar las preguntas, a medida que se le ocurran. Estas notas lo ayudarán a mantenerse organizado y obtener las respuestas que necesita en su próxima cita con el oftalmólogo

    Recuerde, ninguna pregunta es demasiado tonta para hacerle a su médico. Lo más probable es que otros pacientes hayan hecho preguntas similares antes que usted. Estas son algunas de las respuestas más comunes que el especialista en glaucoma y miembro de la Academia, Dr. J. Kevin McKinney, brinda a los pacientes recién diagnosticados.

    Sí, realmente tiene glaucoma– incluso si se siente perfectamente bien

    La mayoría de las personas no notan ningún cambio en sus ojos cuando se les diagnostica glaucoma, por lo que puede ser difícil creer que el diagnóstico sea acertado. Si tiene la tentación de no tomar sus medicamentos, piénselo dos veces: seguir su plan de tratamiento, incluso si la enfermedad parece imaginaria, puede ayudar a evitar esos síntomas y la pérdida de la visión.

    Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con glaucoma no se quedarán ciegas  

    Buenas noticias: los pacientes que cumplen con sus  citas de seguimiento con el oftalmólogo y tratamientos de oftalmología, tienen un riesgo muy bajo de volverse legalmente ciegos, sostiene el Dr. McKinney. Los pacientes que no son diagnosticados o tratados, corren un mayor riesgo de perder la visión. Si ha sido diagnosticado y está recibiendo tratamiento, ya está en el camino correcto. Siga tomando sus medicamentos según lo recomendado para proteger su visión. 

    La mayoría de las personas con glaucoma tiene tres opciones de tratamiento 

    Los pacientes con glaucoma primario de ángulo abierto, la forma más común de la enfermedad en los Estados Unidos, suelen tener tres opciones de tratamiento: gotas oftalmológicas, láser o cirugía. 

    Los oftalmólogos generalmente comienzan a tratar a los pacientes nuevos con dosis diarias de gotas oftalmológicas para reducir la presión intraocular. Debe utilizar estas gotas para los ojos exactamente como se indica, para que funcionen. En ocasiones, esto puede ser un desafío porque las gotas para el glaucoma pueden producir efectos secundarios no deseados, como ardor o visión borrosa.

    Algunos pacientes también se someten a una cirugía con láser (trabeculoplastia) en el consultorio del médico. Esto ayuda a drenar el líquido del ojo para reducir la presión. El tratamiento con láser se puede usar solo o en combinación con gotas oftalmológicas.

    Si la terapia con láser y gotas oftalmológicas no es suficiente, su médico puede recomendarle una cirugía de glaucoma tradicional, como una trabeculectomía o un implante de derivación de tubo. Estos procedimientos, realizados en un quirófano, crean un nuevo canal de drenaje para que el líquido salga del ojo. A algunos pacientes se les ofrecen cirugías de glaucoma mínimamente invasivas más nuevas, llamadas MIGS. Su oftalmólogo lo ayudará a determinar la mejor opción de tratamiento en función de la progresión de su enfermedad, la tolerancia a las gotas oftalmológicas y otros factores.

    No podrá sentir si un tratamiento para el glaucoma está funcionando 

    El glaucoma no presenta síntomas desde el principio, y la mayoría de los pacientes no sienten que la presión intraocular está aumentando, ni notan la pérdida de la visión hasta una etapa avanzada de la enfermedad. La única forma de saber si un tratamiento está funcionando, es asistir a todas las citas de seguimiento programadas con su oftalmólogo – generalmente de dos a cuatro veces por año, aunque es posible que su médico quiera verlo con más o con menos frecuencia. En estas consultas, su médico medirá la presión de su ojo, evaluará su visión lateral (periférica), verificará si hay daño en su nervio óptico, y hará los ajustes necesarios a su plan de tratamiento. Los efectos secundarios de las gotas oftalmológicas, como ardor y escozor, no ofrecen ninguna pista sobre si el tratamiento está funcionando o no, por lo que es importante seguir con su plan de tratamiento hasta que su médico le indique lo contrario.

    La mayoría de los pacientes necesitan múltiples tratamientos para el glaucoma 

    Algunos pacientes pueden lograr un control duradero del glaucoma con solo unas gotas oftalmológicas o un tratamiento con láser. Pero la mayoría de los pacientes requerirán tratamientos adicionales con el tiempo, según el Dr. McKinney. Para las personas con glaucoma, la presión intraocular tiende a empeorar con la edad y deberá controlarse de por vida.

    El glaucoma severo puede causar que se formen puntos ciegos en su visión lateral 

    Si sigue con sus tratamientos y asiste a todas las citas de seguimiento, es posible que nunca note la pérdida de la visión, incluso si ésta ocurre. Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, muchos pacientes notarán puntos ciegos en su visión lateral.

    “Los pacientes afectados tienden a notar puntos en su visión donde falta información, o es posible que no vean tan bien en la oscuridad”, dijo el Dr. McKinney. Los pacientes con glaucoma severo pueden perder la sensibilidad de contraste y experimentar una disminución de la visión de color. La pérdida avanzada de la visión a causa del glaucoma, puede dificultar la lectura de letra pequeña y hacer que pierda personas u objetos en su periferia, o que tenga visión de túnel. Por lo general, la ceguera por glaucoma no tratado ocurre lentamente durante un período de 10 a 15 años. Para la mayoría de los pacientes, el daño avanzado de la visión se puede evitar con un tratamiento y seguimiento constante.

    Generalmente el glaucoma es causado por factores fuera de su control...

    No caiga en la trampa de preguntarse qué podría haber hecho diferente. No existe una causa universal para el glaucoma, pero la mayoría de los pacientes con glaucoma han heredado una combinación de genes que los pone en riesgo de daño ocular. El uso a largo plazo de medicamentos esteroides, una lesión ocular, la ascendencia africana, hispana o asiática o tener presión intraocular alta, diabetes, migrañas, presión arterial alta, circulación sanguínea deficiente u otros problemas de salud que afectan a todo el cuerpo, también pueden aumentar el riesgo de desarrollar glaucoma.

    ... pero usted puede ayudar a controlar qué tan rápido progresa el glaucoma 

    Un estilo de vida saludable y equilibrado, puede aumentar las probabilidades a su favor cuando se trata de prevenir la progresión del glaucoma. Evite fumar, las grasas saturadas y el exceso de alcohol y cafeína. Si bien es importante mantenerse hidratado, tenga en cuenta que consumir grandes volúmenes de líquido, de una sola vez, puede aumentar la presión intraocular. La disciplina del sueño es importante: si cree que puede tener apnea del sueño, haga una cita para que lo evalúen. Los estudios han demostrado que la apnea del sueño no tratada, puede empeorar el glaucoma. También se cree que dormir con un ojo contra una almohada o el brazo, empeora el glaucoma.

    El ejercicio físico es bueno, pero si practica yoga o actividades similares, tenga cuidado: las posiciones con la cabeza hacia abajo, como el perro boca abajo u otras posturas afines, pueden aumentar la presión arterial en la cabeza y la presión intraocular. Los médicos recomiendan que los pacientes con glaucoma utilicen gafas de seguridad durante la práctica de los deportes y otras actividades de riesgo, para proteger sus ojos de lesiones.

    Finalmente, consulte a su oftalmólogo antes de iniciar con una prescripción de esteroides. Los esteroides de cualquier tipo — orales, tópicos, inhalados o intravenosos — pueden ser un factor de riesgo para la progresión del glaucoma.