• ¿Ayuda la marihuana a tratar el glaucoma u otras afecciones oculares?

    Mar. 05, 2019

    El cannabis y otros compuestos derivados de la marihuana – como el CBD – no son adecuados como tratamiento para el glaucoma, ni para ninguna afección ocular. Para tratar el glaucoma, es necesario manejar la presión arterial 24 horas al día. La marihuana no es un tratamiento práctico para uso constante. Además, aún se requiere mayor investigación de los efectos exactos del cannabis y de los compuestos de cannabis en la presión ocular y el glaucoma.

    La Academia Americana de Oftalmología no recomienda la marihuana ni otros productos de cannabis para el tratamiento del glaucoma. La Sociedad Americana de Glaucoma y la Sociedad Canadiense de Oftalmología concuerdan.

    Varios tratamientos actuales para el glaucoma son más confiables y seguros que la marihuana. Si tiene glaucoma, debe seguir las instrucciones de su oftalmólogo para obtener el tratamiento correcto para usted.

    En último término, lo que se sabe de la marihuana es que:

    • Las principales asociaciones de oftalmólogos y cirujanos oftalmológicos del mundo no recomiendan el cannabis ni sus derivados como tratamiento para el glaucoma.
    • No se automedique con marihuana en un intento por tratar el glaucoma. Podría perder sus ojos si no recibe un tratamiento confiable y efectivo para el glaucoma.
    • Consulte con su oftalmólogo para determinar el tratamiento más adecuado para usted.
    • Informe a su médico si usa regularmente la marihuana.

    ¿Cuáles la conexión entre el glaucoma y la marihuana?

    El glaucoma es una afección ocular en la que el nervio óptico se daña con el tiempo, lo primero es que se disminuye la visión periférica antes de llevar posiblemente a la ceguera total. Una de las causas del daño del nervio óptico en el glaucoma es una presión intraocular (PIO) más alta de lo normal.

    Desde que se ha legalizado la marihuana para uso médico o recreativo en más estados de los Estados Unidos y en Canadá, se ha hecho más visible y se habla más de que pueda servir como tratamiento para varias afecciones de salud. La investigación realizada durante las décadas de los 70s y los 80s no mostraron una reducción mensurable en la presión intraocular antes de tres o cuatro horas de haber fumado cannabis o de haber ingerido THC en forma de tableta o inyección. Sin embargo, para tratar el glaucoma y salvar la visión es necesario controlar la presión intraocular 24 horas al día.

    Para reducir la presión intraocular de 3 a 5 mm Hg — y mantener dicha reducción — sería necesario tomar aproximadamente de 18 a 20 mg de THC seis u ocho veces al día, todos los días. Los posibles efectos negativos sobre el estado de ánimo, la claridad mental y (si se fuma), la salud pulmonar serían significativos. No podría conducir un automóvil, operar maquinaria ni desempeñar muchas de las actividades más comunes, además, el costo de usar marihuana cada tres o cuatro horas todos los días hace que su costo sea prohibitivo para la mayoría de los pacientes.

    Para darse una idea, el alcohol tiene un moderado efecto de reducción de la presión intraocular durante aproximadamente una hora después de tomar un trago. Sin embargo, ningún doctor recomendaría que bebiera alcohol cada hora para tratar el glaucoma. Hay muchos otros tratamientos efectivos disponibles que no tienen los efectos secundarios del alcohol.

    Los estudios no han demostrado que el THC sea efectivo o confiable para tratar el glaucoma

    Se han hecho estudios con gotas oftálmicas, tabletas y cigarrillos de THC. Las gotas oftálmicas produjeron ardor e irritación en los ojos y demostraron que no reducen la presión intraocular. Un compuesto sublingual (que se coloca debajo de la lengua) de THC no mostró reducción de la presión intraocular. En otro estudio, se ofrecieron a los pacientes con glaucoma tabletas y/o cigarrillos de THC. Al término de nueve meses, todos ellos pidieron interrumpir el tratamiento debido a los efectos secundarios.

    A medida que los científicos obtienen más información sobre el glaucoma, también han llegado a entender que la alta presión intraocular en el líquido que se encuentra en la parte anterior del ojo no es la única causa de daño del nervio óptico. Cada vez se cuenta con más evidencia que demuestra que la reducción del flujo sanguíneo al nervio óptico también puede causar daño en pacientes con glaucoma. La marihuana no solamente reduce la presión intraocular sino que también reduce la presión sanguínea en todo el organismo. Como resultado, la marihuana tiene el potencial de disminuir el flujo sanguíneo al nervio óptico, lo que cancela efectivamente el beneficio de una menor presión intraocular.

    ¿Qué pasa con el CBD para el glaucoma?

    En los últimos años, se ha prestado mucha atención y se ha estudiado a fondo el CBD. El CBD es un derivado del cannabis que no tiene efectos que alteren el temperamento. Sin embargo, al igual que el cannabis, ya sea en cigarrillos o en alimentos, no existe una investigación aceptable que demuestre que el CBD pueda ser efectivo como tratamiento para el glaucoma. De hecho, un estudio reciente demostró que, en realidad, el CBD puede aumentar la PIO, lo que empeoraría el glaucoma.

    ¿Cuál es el futuro de la marihuana como tratamiento para el glaucoma?

    Actualmente, la única forma de controlar el glaucoma y prevenir la pérdida de visión es reduciendo la presión dentro del ojo. Su oftalmólogo pude tratar el glaucoma con medicamentos como gotas oftálmicas de prescripción o cirugía, según el tipo de glaucoma y su severidad.

    Los científicos exploran si los ingredientes activos de la marihuana podrían ofrecer, sin embargo, un tratamiento para el glaucoma. Si los efectos de los componentes del cannabis pueden aislarse, convertirse en componentes de liberación prolongada, y si se pueden eliminar los efectos secundarios, es posible que se llegue a contar con nuevos tratamientos en el futuro. Sin embargo, estos adelantos requieren mayor investigación y están a muchos años de convertirse en una realidad.

    A medida que los científicos van descubriendo más cosas acerca del glaucoma, también han concluido que la PIO no es el único factor que daña el nervio óptico. Estudios recientemente realizados caracterizan al glaucoma como una enfermedad neurológica similar al Parkinson o al Alzheimer. Y cada vez hay más pruebas de que la disminución del flujo de sangre al nervio óptico también puede causar daños en pacientes con glaucoma. Desafortunadamente, la marihuana no sólo reduce la PIO, también reduce la presión sanguínea en todo el cuerpo. Como resultado de ello, existe la posibilidad de que también reduzca el flujo de sangre que llega al nervio óptico, contrarrestando el beneficio de una PIO reducida.

    Aun así, los científicos siguen explorando si los ingredientes activos de la marihuana podrían ofrecer un tratamiento para el glaucoma. Sin embargo, dichos avances médicos requieren de muchas más investigaciones y pasarán varios años hasta que lleguen a convertirse en realidad.