• Más tiempo al aire libre puede reducir el riesgo de miopía en los niños

    Escrito por David Turbert
    Aug. 28, 2014

    Pasar tiempo al aire libre es uno de los placeres del verano. Investigaciones recientes sugieren que también puede ser clave para una buena salud ocular, siempre y cuando se evite una sobreexposición a la luz solar. Si bien pasar demasiado tiempo al aire libre sin protección a los rayos ultravioleta (UV) puede causar daños a los ojos y a la piel, nuevos estudios han demostrado que la luz natural puede ser esencial para un desarrollo ocular normal en los niños.

    Animar a los niños a que pasen más tiempo al aire libre puede ser una forma simple y económica para mejorar su visión al igual que su salud en general, de acuerdo a varios estudios recientes. Estos estudios se suman a la evidencia de que pasar tiempo al aire libre puede reducir el riesgo de miopía en niños y adolescentes. La miopía es más común hoy en día en los Estados Unidos y en muchos otros países de lo que era en la década de los años 70.

    Uno de estos estudios recientes demostró que por cada hora adicional que el niño pasa al aire libre, el riesgo de desarrollar miopía se reduce en aproximadamente un dos por ciento. En promedio, los niños con miopía en este estudio estuvieron al aire libre 3,7 horas menos que aquellos con visión normal o hipermetropía. El estudio evaluó si los niños que estuvieron al aire libre por más tiempo, pasaron menos tiempo relacionado con actividades tales como juegos de computadora o estudio, pero no se encontró tal relación.

    Otro estudio indica que cuando se requirió a los niños un recreo de 80 minutos al aire libre, un número menor de ellos desarrolló miopía en comparación con otro grupo de niños que no tomaron recreo al aire libre. Otro estudio hecho con niños daneses, fue el primero en demostrar que la tasa de crecimiento del ojo varía en relación con la exposición a la luz del día. Esto es importante, ya que si la longitud entre la parte frontal y trasera del ojo crece demasiado, el niño desarrolla miopía. Los ojos de los niños crecieron normalmente durante los largos días de verano en Dinamarca, pero demasiado rápido durante los cortos días de invierno.

    Aunque los científicos aún no saben exactamente por qué pasar tiempo al aire libre es beneficioso, piensan que probablemente está relacionado con la exposición a la luz del día y no a la práctica de deportes u otras actividades específicas.

    Actualmente, los científicos no piensan que se necesite luz UV para un desarrollo normal de los ojos. Piensan que los niños pueden obtener beneficios para la salud ocular y otras ventajas de jugar al aire libre, pero al mismo tiempo deben proteger sus ojos de los rayos UV a largo plazo. Sólo asegúrese de que usen anteojos bloqueadores de los rayos UV y sombreros cuando estén expuestos al sol. La misma indicación debe ser seguida por adolescentes y adultos jóvenes.

    Hay estudios planeados en el futuro, para aprender más sobre los beneficios de la exposición al aire libre en la salud ocular. Las preguntas incluyen si el tiempo dedicado al trabajo debe ser limitado, y si hay factores como las actitudes de los padres, el acceso a parques infantiles seguros u otros, que puedan contribuir al desarrollo de la miopía en niños que pasan menos tiempo al aire libre. También se necesita más investigación para entender el porcentaje de beneficios provenientes a la exposición a la luz del día, y el proporcionado por la ejercitación de la visión a distancia, ya que ambos de ellos pueden ser factores claves en la prevención de la miopía.