• Un Treinta por Ciento de los Encuestados Dice Haber Sufrido Lesiones o Conocer Personas que Han Sufrido Lesiones por Fuegos Artificiales

    Escrito por
    Nov. 21, 2016

    Las encuestas indican que un treinta por ciento más de personas utiliza protección ocular al limpiar o hacer reparaciones en el hogar que al manipular fuegos artificiales

    Una tercera parte de los norteamericanos conoce a alguien que ha sufrido una lesión por fuegos artificiales o se ha lesionado directamente al manipularlos, según una encuesta comisionada por la Academia Americana de Oftalmología.

    La encuesta nacional de 2015 de la Academia sobre fuegos artificiales ha encontrado también que cerca de un treinta por ciento más de adultos en los Estados Unidos indica que utiliza protección ocular cuando hace tareas de limpieza o proyectos de reparación en el hogar que cuando manipula fuegos artificiales. Y, aunque solo el 11 por ciento de los norteamericanos permitiría que los niños de 5 a 10 años encendieran las velas del pastel de cumpleaños, más de la mitad sostiene que les permitirían utilizar luces de bengala y otros fuegos artificiales que pueden producir lesiones graves e incluso daño ocular.

    “Estos resultados parecen sugerir que muchos piensan que limpiar la tina y encender velas es algo más peligroso para los ojos que los fuegos artificiales”, sostiene el Dr. Philip Rizzuto, vocero clínico de la Academia Americana de Oftalmología. “Es muy preocupante para mí como oftalmólogo porque he visto cuán devastadores pueden ser para la visión los daños producidos por los fuegos artificiales que se venden libremente en el comercio. Sinceramente espero que esta encuesta permita que eI riesgo de los fuegos artificiales se vea en otras perspectiva que permita que más personas tomen las debidas precauciones al usarlos”.

    Se atendieron aproximadamente 10.500 lesiones debidas a fuegos artificiales en un servicio de urgencias en 2014, según el informe de la Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor de los Estados Unidos 2015 (PDF). Si bien el número es menor que el del año pasado, el porcentaje de personas que sufrieron lesiones oculares por fuegos artificiales, aumentó: 1 de cada 4 de esas lesiones produjo daño ocular, vs. 1 de cada 6 el año anterior. Un 35 por ciento de esas lesiones se produjeron en niños de 15 años o menores. Algunas de las lesiones oculares más severas por fuegos artificiales incluyen quemaduras químicas o térmicas, ruptura del globo ocular y abrasiones corneales.

    Resultados de la Encuesta 2015 Sobre Fuegos Artificiales

    Para entender mejor el concepto que tiene el público sobre los fuegos artificiales y las prácticas de seguridad para su uso, la Academia comisionó una encuesta nacional representativa en más de 2.000 adultos, realizada en línea. Entre los resultados:

    • Muchos informan haber sufrido lesiones por fuegos artificiales, y piensan utilizar fuegos artificiales: Una tercera parte dice conocer a alguien que ha sido lesionado por fuegos artificiales o se ha lesionado personalmente. A pesar de conocer los peligros, 1 de cada 5 dice que seguirá utilizando fuegos artificiales este 4 de Julio.
    • Un mayor número de encuestados piensa que está bien dejar que los niños jueguen con luces de bengala, y las consideran menos peligrosas que las velas del pastel de cumpleaños o la estufa: Sólo el 11 por ciento respondió que está bien que un niño de corta edad encienda las velas del pastel de cumpleaños y 4 por ciento considera que está bien que cocinen en la estufa sin supervisión. En comparación, más de la mitad, o el 54 por ciento, sostuvo que los niños de 5 a 10 años puede manipular luces de bengala y otros fuegos artificiales.
    • Las luces de bengala para niños: Cerca del 40 por ciento de los padres dijo que los niños entre 5 y 7 años puede utilizar luces de bengala. Sin embargo, las luces de bengala pueden calentarse hasta 2.000 grados Fahrenheit y causaron 2.300 lesiones en el 2013, una cifra más alta que las producidas por cualquier otro tipo de fuegos artificiales y más que los cohetes de botella y los totes o buscaniguas combinados, según la comisión de seguridad.
    • Son pocos los que protegen sus ojos de los fuegos artificiales; se protegen más para realizar reparaciones o tareas de limpieza en el hogar: Sólo 10 por ciento de los encuestados dijo utilizar protección ocular cuando manipula fuegos artificiales. En comparación, cerca de 26 por ciento respondieron que utilizan protección ocular al hacer reparaciones en el hogar como trabajos de plomería o carpintería y cerca del 28 por ciento utilizan protección ocular al hacer tareas de limpieza en el hogar.

    Consejos de seguridad para el uso de fuegos artificiales

    Para una celebración segura y alegre el 4 de Julio, la Academia recomienda asistir a un espectáculo de fuegos artificiales montado por profesionales en lugar de utilizar fuegos artificiales en el hogar. Además, la Academia advierte que los niños no deben manipular fuegos artificiales, ni siquiera las luces de bengala. Quienes decidan utilizar fuegos artificiales en el hogar deben seguir las disposiciones legales y en todo momento utilizar gafas protectoras, aún si se limitan a ver los fuegos artificiales sin manipularlos puesto que los espectadores suelen representar un número considerable de quienes se lesionan en estas actividades.