• No más lágrimas: No permitamos que las cebollas nos sigan haciendo llorar

    Escrito por
    Mar. 13, 2017

    Si bien las cebollas dan a ciertos platos especiales un excelente sabor y aroma, los compuestos que las hacen tan agradables también pueden hacernos llorar. Las cebollas contienen compuestos sulfúricos. Cuando estos se liberan al ambiente al cortarlas o picarlas, reaccionan con enzimas y se convierten en compuestos químicos que pueden realmente afectar los ojos. Para ayudar a limpiar y eliminar las sustancias irritantes, las glándulas lagrimales se activan produciéndo un repentino flujo de lágrimas. Si se siguen estos consejos, podrán detenerse las lágrimas:

    1. Encender el extractor de la estufa.

    oven hood

    Cuando haya que cortar cebollas, el extractor de la estufa sacará el olor y evitará las lágrimas.

    2. Enfriar o congelar las cebollas antes de cortarlas o picarlas.

    refrigerator open

    El aire caliente ayuda a que se liberen al ambiente los compuestos irritantes de las cebollas. Reducir la temperatura puede ayudar a disminuir la cantidad de químicos inductores de lágrimas que salen de la cebolla y afectan los ojos.

    3. Usar anteojos protectores.

    kid in onion goggles

    Sí, hay anteojos protectores para pelar cebollas y a muchos les dan resultado. Se encuentran en almacenes especializados en utensilios de cocina y artículos para el hogar.

    4. Conseguir cebollas frescas (o dulces).

    spring onions

    Las cebollas de primavera (son frescas, no secas) hay variedades de cebollas dulces como la Vidalia, que, supuestamente, producen menos lágrimas. procurar utilizar cebollas frescas durante la primavera y el verano y cambiar a cebollas dulces durante el otoño y el invierno para controlar el llanto.