• No permita que el ojo seco obstaculice la cirugía de cataratas

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Christopher E Starr MD
    Sep. 22, 2022

    Muchas personas con cataratas no se dan cuenta de que también tienen ojo seco u otra enfermedad de la superficie ocular (ESO). Si no se detectan, las ESOs pueden distorsionar la visión y hacer que los pacientes reciban un lente artificial o LIO incorrecto durante la cirugía de cataratas. Esto puede provocar meses de incomodidad y mala visión. Esta es la razón por la que debe preguntarle a su oftalmólogo acerca de las pruebas para detectar una ESO antes de una cirugía de cataratas.

    Si tiene cataratas, también puede tener ojo seco 

    Si tiene cataratas, lo más probable es que también tenga ojo seco u otra EOS, como blefaritis o conjuntivitis alérgica, así no se la hayan diagnosticado.

    • Las enfermedades de la superficie ocular impiden que los ojos produzcan suficientes lágrimas y que tengan la calidad adecuada. Hay muchas causas y subtipos diferentes de ESOs. Los síntomas incluyen ojos rojos, llorosos, irritados y con picazón, y visión borrosa.
    • Una catarata es un área nublada en el cristalino del ojo que produce a una disminución de la visión. Si tiene cataratas, puede ver colores desteñidos, tener visión borrosa, deslumbramiento y problemas con la luz y/o la visión de noche.

    De acuerdo con el Dr. Christopher Starr, miembro de la Academia y profesor asociado de oftalmología en el Centro Médico Weill Cornell, “Hay una superposición en los síntomas de la catarata y de la enfermedad de la superficie ocular: la visión borrosa. Los pacientes con cataratas que experimentan visión borrosa intermitente u otras fluctuaciones en su visión a lo largo del día, con frecuencia asumen que esto se relaciona con sus cataratas, cuando en realidad el culpable suele ser una enfermedad de la superficie ocular no tratada”.

    Ambas afecciones oculares se vuelven más comunes con la edad, y los estudios sugieren que entre el 50% y el 75% de las personas con cataratas, también tienen la enfermedad del ojo seco u otro tipo de ESO. Si bien las cataratas se diagnostican con mayor frecuencia, así mismo las ESOs pueden pasar desapercibidas.

    Es importante tratar la enfermedad de la superficie ocular antes de proceder con la cirugía de cataratas. Si no se trata primero, es posible que esté menos satisfecho con los resultados de su visión en el futuro.

    Cuatro razones para tratar el ojo seco antes de la cirugía de cataratas 

    1. Una superficie ocular saludable es esencial para lograr una mejor visión. Según el Dr. Starr, la superficie ocular que está compuesta por la córnea y la película lagrimal, proporciona dos tercios de la potencia óptica del ojo. El último tercio proviene del cristalino, que es la parte que se reemplaza durante la cirugía de cataratas.

    2. La enfermedad de la superficie ocular puede afectar los cálculos del LIO que reemplazará su cristalino durante la cirugía de cataratas. Su cirujano mide su ojo para determinar el poder de enfoque adecuado para su LIO. Si su película lagrimal es irregular, su superficie ocular seca o su visión fluctúa debido a una ESO, se generan errores de datos durante el proceso de medición. Estos errores pueden resultar en un LIO que puede no ser el ideal para sus ojos. Es posible que quede algo de hipermetropía residual, miopía o astigmatismo después de la cirugía. 

    3. Con frecuencia, la cirugía de cataratas puede empeorar temporalmente la ESO o provocar un brote de ojo seco. Las incisiones realizadas durante la cirugía pueden alterar el equilibrio de la película lagrimal y la homeostasis de la superficie ocular. Las gotas para los ojos que se utilizan antes y después de la operación — incluidas las gotas anestésicas tópicas, esteroides y antibióticas — con frecuencia contienen conservantes que probablemente pueden irritar la superficie ocular. La exposición a la irrigación, el secado y la luz del microscopio quirúrgico durante la cirugía, pueden causar algún daño en la superficie de la córnea y la conjuntiva, lo que agrava los síntomas de la ESO. Incluso si la ESO es leve antes de la cirugía, el empeoramiento de los síntomas puede durar varios meses después, afectando negativamente su visión.

    4. Algunas formas de ESO son contagiosas y, si no se tratan, pueden aumentar el riesgo de infección después de la cirugía de cataratas. La conjuntivitis bacteriana y algunas formas de blefaritis anterior son causas comunes de la ESO, donde las bacterias activas pueden estar presentes en el margen del párpado. Si esta bacteria entra en el ojo durante la cirugía, puede provocar una infección grave que puede poner en peligro la visión.

    Cómo diagnostican y tratan los médicos las enfermedades de la superficie ocular 

    Su oftalmólogo debe hacer un tamizaje y examinar sus ojos para detectar enfermedades de la superficie ocular antes de la cirugía de cataratas. Esta evaluación puede incluir cuestionarios, un examen completo de la superficie ocular y, en algunos casos, pruebas especiales como:

    • Sistema de Osmolaridad Tearlab: Esta herramienta puede determinar si tiene la enfermedad del ojo seco y qué tan grave es.
    • InflammaDry: Esta prueba detecta una molécula inflamatoria que, con frecuencia, se encuentra elevada en las lágrimas de pacientes con diversas enfermedades de la superficie ocular.

    Si le diagnostican una ESO, querrá tratarla lo más rápido posible para poder continuar con su cirugía de cataratas. Sin embargo, encontrar la solución correcta puede implicar algo de prueba y error. Muchas personas necesitan combinar terapias y hacer algunos cambios en su estilo de vida. Dependiendo de la gravedad y el subtipo de la ESO, es posible que deba retrasar su cirugía de cataratas para controlar primero su enfermedad de la superficie ocular.

    Para tratar la ESO, su médico puede prescribirle:

    Es posible que deba comenzar uno o más de estos tratamientos antes de la cirugía, para una ofensiva preventiva. Después de la cirugía, es posible que sea necesario continuar o ajustar los tratamientos, para controlar el empeoramiento de los síntomas.

    “Hoy, las expectativas para la cirugía de cataratas son las más altas que nunca, gracias a las técnicas quirúrgicas avanzadas y los lentes artificiales de primera calidad. Por eso es más importante que nunca, que las enfermedades de la superficie ocular se diagnostiquen y traten con anticipación, para que los pacientes no se sientan decepcionados con un resultado visual insatisfactorio”, sostiene el Dr. Starr.