• Nuevos tratamientos prometedores para la DMRE

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Jayanth S Sridhar, MD
    Nov. 15, 2020

    No hay tratamientos para la forma más común de degeneración macular relacionada con la edad, conocida como DMRE seca. Pero esto puede cambiar pronto, explican los expertos. Los siguientes son algunos de los más prometedores tratamientos en el horizonte para las formas húmeda y seca de esta enfermedad. 

    La DMRE húmeda

    La DMRE húmeda se desarrolla cuando nuevos vasos sanguíneos anormales crecen por debajo de la retina. Estos vasos pueden dejar escapar sangre u otros líquidos produciendo cicatrización de la mácula. Es posible que pierda visión más rápido con la DMRE húmeda que con la DMRE seca.

    “Hace 20 años, la DMRE era una sentencia de muerte para su visión", sostiene el Dr. Jayanth Sridhar, profesor asistente de oftalmología clínica de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami.

    Luego, en el 2005, los medicamentos anti-VEGF ganaron terreno y ayudaron a salvar la visión de pacientes con DMRE húmeda. Estos medicamentos estabilizan o mejoran la visión en la gran mayoría de pacientes. Pero deben ser inyectados dentro del ojo de forma regular. 

    "En la actualidad, están apareciendo tratamientos más durables y tratamientos que pueden inclusive curar la enfermedad, están a punto de hacer su aparición. Hay mucha esperanza para quienes tienen DMRE”, sostiene el Dr. Sridhar.

    Terapia genética

    La terapia genética es una alternativa prometedora para las inyecciones oculares de medicamentos como Eyelea, Lucentis y Avastin. El objetivo de la terapia genética es ofrecer un tratamiento ‘de una sola vez y basta’ ayudándole al ojo a producir su propio medicamento anti-VEGF. Esto se logra insertando un gen anti-VEGF que lleva un virus inocuo al ADN del paciente. Los científicos están ensayando dos abordajes diferentes. La primera terapia, RGX-314, requiere una sola inyección por debajo de la retina. Esto se practica en un quirófano. La terapia está a punto de entrar a la fase dos-b de pruebas clínicas. El segundo tratamiento, ADVM-022, puede ser inyectado en el ojo en el consultorio del médico. El ADVM-022 está entrando en la fase dos de pruebas clínicas. Ambas terapias podrían estar disponibles para el público en apenas unos tres años.

    Sistema de administración en puerto

    El sistema de administración en puesto (SAP) es un pequeñísimo dispositivo recargable que almacena medicamento anti-VEGF. No más grande que un grano de arroz, el puerto se implanta en la pared del ojo durante un procedimiento quirúrgico. El SAP libera continuamente medicamento anti-VEGF al ojo. Puede liberar a los pacientes de un retratamiento hasta por dos años. Las recargas pueden hacerse durante cualquier visita al consultorio. El SAP está entrando en la fase tres de pruebas clínicas, y podría salir al mercado en el término de tres años.

    Gotas oftálmicas

    Se han hecho pruebas de gotas oftálmicas para DMRE en animales. De ser aprobadas, esta fórmula de gotas oftálmicas podría eventualmente convertirse en el primer tratamiento en casa para la DRME. Sin embargo, antes de que esto ocurra, las gotas de anti-VEGF deben ser clínicamente probadas en humanos. Este tratamiento no invasivo puede tomar 10 años o más en salir al mercado.

    Tabletas orales  

    Una forma de anti-VEGF en tabletas ha entrado en pruebas clínicas fase dos. Los watudios iniciales sugieren que el medicamento puede eliminar o reducir la necesidad de inyecciones intraoculares. No obstante, los encargados de su desarrollo siguen intentando eliminar sus efectos indeseados que incluyen calambres en las piernas, náuseas y cambios en el hígado. Los expertos sostienen que faltan mínimo cinco años para que la tableta de anti-VEGF esté disponible para el consumidor.

    Inyecciones más duraderas de anti-VEGF

    Los laboratorios crean nuevos tratamientos anti-VEGF que no requieren ser inyectados en el ojo con tanta frecuencia como Eyelea, Lucentis o Avastin. 

    El nuevo medicamento de Novartis, Beovu, está ya aprobado para uso en los Estados Unidos. Cerca de uno de cada tres pacientes que utilizan Beovu puede pasar hasta tres meses sin necesidad de otra inyección. Es posible que Beovu tenga un mejor efecto que otros medicamentos para secar el líquido retiniano en pacientes con DMRE húmeda.

    Abicipar de Allergan está aún en pruebas clínicas fase 3 y aún no ha ganado la aprobación de la FDA. Los estudios sugieren que este medicamento permite que los pacientes pasen tres meses entre una y otra inyección. Este medicamento también está siendo evaluado para edema macular.

    Otro medicamento inyectable — Sunitinib de Graybug Vision — tiene el potencial de dar a los pacientes 6 meses de durabilidad entre un tratamiento y otro. El sunitinib está apenas entrando en la Fase 2B de pruebas clínicas. Es posible que falten de 3 a 5 años para que esté disponible.

    Tratamientos con combinación de medicamentos

    Es posible combinar medicamentos ya disponibles en el mercado y combatir la DMRE húmeda con un doble golpe. Estos combos podrían mejorar la visión y prolongar la duración de las inyecciones. El cosopt (dorzolamida-timolol), una gota oftálmica ya utilizada para tratar el glaucoma, está siendo probada en combinación con inyecciones anti-VEGF. Los estudios han demostrado que el dúo puede reducir la acumulación del líquido retiniano y tener una duración más prolongada que la de una inyección anti-VEGF. La OPT-302 de Opthea y el Faricimab de Genentech están dirigidos a una proteína que contribuye a la DMRE húmeda: la aAngiopoietina II. Uno de estos medicamentos combinado con una inyección de anti-VEGF podría funcionar mejor y tener una duración más prolongada que las actuales inyecciones anti-VEGF.

    Terapia de radiación

    La terapia de radiación puede retardar el desarrollo de vasos sanguíneos en la DMRE húmeda así como una destrucción más rápida de las células cancerígenas. Los médicos aún no saben si este tratamiento es seguro para su uso por largos períodos de tiempo. Dos tipos de terapia radiactiva están siendo probados fuera de los Estados Unidos. El Sistema de Radioterapia IRay de Oraya Therapeutics está disponible en el Reino Unido y en Suiza y pronto será probado en los Estados Unidos. Salutaris Medical Devices, Inc. tiene una licencia para tratar la DMRE húmeda con un dispositivo para investigación, en Estados Unidos. La compañía trabaja también con un hospital oftalmológico en Londres, donde tienen planes para iniciar pruebas clínicas en el transcurso de este año.

    DMRE seca avanzada

    Cerca de 8 de cada 10 personas con DMRE tienen la forma seca. En las etapas avanzadas, la DMRE seca se conoce como atrofia geográfica (AG). La DMRE seca se presenta cuando partes de la mácula se adelgazan con la edad y se desarrollan pequeños grumos de proteínas conocidos como drusen . Se pierde lentamente la visión central. Es por esto que actualmente no hay forma de tratar la DMRE seca. Sin embargo hay varios tratamientos prometedores sometidos a pruebas clínicas.

    Terapias con células madre

    Podría ser posible que las células madre reemplazaran las células retinianas que se mueren por esta enfermedad. Los médicos están diseñando formas de trasplantar estas células madre en el ojo. Una estrategia consiste en colocar células madre en delgados andamios. Otra táctica consiste en poner las células en un líquido en suspensión que puede ser inyectado bajo la retina. Aunque las células madre han sido probadas en pequeños estudios clínicos, parecen ser prometedoras. Se calcula que tomará de 10 a 15 años para que estas terapias estén bien perfeccionadas y debidamente demostradas como seguras para uso en humanos.

    Apl-2

    El Apl-2  es un medicamento inyectable que retarda la progresión de la enfermedad salvando células de la retina e impidiendo que se destruyan. El tratamiento está en la fase tres de las pruebas clínicas y faltan aún de 3 a 5 años para que estén disponibles al consumidor.

    Zimura

    Zimura es otro tratamiento que debe ser inyectado en el ojo. En la fase dos-b de las pruebas clínicas, Zimura mostró la progresión de AG. El fabricante, Iveric, está preparando el medicamento para el estudio fase tres.

    Oracea

    Oracea, es un antibiótico oral conocido como doxiciclina, que está siendo aprobado como tratamiento para DMRE seca. Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ser benéficas para pacientes con AG. El medicamento está en pruebas fase tres y puede salir al mercado a comienzos del 2021. Los pacientes en estudios previos experimentaron efectos secundarios que incluyen brotes, sensibilidad a la luz solar y malestar estomacal.

    Metformina

    Un tratamiento popular para la diabetes, la metformina, está siendo probada también para DMRE seca. En un estudio a largo plazo, los pacientes que tomaron el medicamento fueron menos propensos a desarrollar DMRE. Los científicos consideran que esto puede deberse a las propiedades antiinflamatorias del medicamento. En la actualidad se está desarrollando un estudio clínico fase dos.