• ¿Qué son los puntos móviles que veo cuando miro un cielo azul?

    Escrito por Reena Mukamal
    Mar. 18, 2017

    Al mirar un cielo azul brillante es posible que se dé cuenta de pequeños puntos brillantes que se mueven. No se los está imaginando. Son creados por sus propios glóbulos blancos que fluyen por sus ojos. Lo que experimenta es un fenómeno muy normal conocido como fenómeno entópico de campo azul.

    La sangre fluye por sus ojos a través de capilares que pasan sobre la retina — el tejido que recubre la parte posterior del ojo y actúa como receptor de la luz. Los glóbulos rojos, que representan más del 90 por ciento de su sangre, absorben la luz azul. Al moverse por entre sus vasos sanguíneos capilares al frente de la retina, su ojo y su cerebro se ajustan para que no vea las sombras ni los puntos negros.

    Los glóbulos blancos fluyen por los capilares con mucha menos frecuencia que los glóbulos rojos. Estos glóbulos rojos más grandes permiten que la luz azul pase por su retina. La retina envía una señal de aumento de brillo al cerebro y, para un espectador que mire al cielo o a cualquier área monocromática extensa, este movimiento se verá como pequeños puntos de luz blanca que se mueven por el espacio.

    Los puntos pueden verse como pequeñas lombrices dado que los glóbulos blancos, que son más grandes se estiran y alargan para pasar por los capilares. También es posible que vea una larga cola oscura con el punto de luz, que es producido por una acumulación de glóbulos rojos detrás de los glóbulos blancos que se mueven más despacio.

    Estas “burbujas del cielo azul” desaparecen normalmente después de un segundo o menos. Su movimiento pude ser sinuoso al fluir por entre los capilares de los ojos. Y su velocidad varía al compás del pulso, acelerándose con el latir del corazón.

    El fenómeno entópico de campo azul normal (BFEP, por su sigla en inglés) no debe confundirse con las miodesopsias o destellos — que pueden interferir con su visión y ser señal de un problema ocular grave. Las luces del BFEP son todas iguales en tamaño y forma. Si el ojo deja de moverse, los puntos continúan pasando.

    Por el contrario, las miodesopsias que son grumos de vítreo, el líquido gelatinoso de la parte posterior del ojo, son de distinto tamaño y luminosidad. Si el ojo deja de moverse, estos puntos se quedan quietos. Si el ojo se mueve las miodesopsias se mueven más lentamente.

    Los destellos se ven como relámpagos o estrellas, pueden durar de 10 a 20 minutos y pueden ir y venir durante varias semanas o meses. Si nota algún cambio en su visión o tiene un inicio súbito de destellos o de miodesopsias, consulte de inmediato a un oftalmólogo. Nuevos destellos o miodesopsias pueden ser signo de un desprendimiento de retina.