• Cómo tolerar el humo que entra en los ojos

    Escrito por Jennifer Churchill
    Mar. 12, 2021

    A medida que el humo de los incendios forestales de California se extiende por todo el país, la gente siente los efectos en sus ojos, incluso aquellos que viven a kilómetros de distancia de los puntos calientes. Las personas que ya padecen afecciones oculares como ojo secoblefaritisconjuntivitis alérgica, son especialmente susceptibles al dolor ocular quemante y punzante que puede causar el humo.

    "Todos y cada uno de los pacientes que he visto hoy [9 de agosto], casi sin excepción, se ha quejado de ardor, escozor, ojos rojos y mis ojos se sienten de la misma manera”, sostiene el Dr. John Bosetti, oftalmólogo en Napa, California. Su consultorio se encuentra a millas del mayor incendio forestal en la Historia de California.

    "Los pacientes con problemas de salud preexistentes lo han pasado especialmente mal", añade. Incluso pacientes con enfermedades subyacentes leves han acudido a su clínica en busca de tratamiento para los ojos enrojecidos e irritados.

    Obtenga alivio del humo de los incendios forestales con estos 5 consejos

    Durante esta temporada de incendios forestales, muchas personas se quedan en sus casas debido al COVID-19 y usan mascarillas faciales para prevenir la propagación del coronavirus. Estas medidas también pueden ayudar a reducir la exposición al humo.

    Según el Dr. Bosetti, "Todos tendremos una doble función al usar una mascarilla. Es posible que usar una mascarilla no ayude a nuestros ojos, pero disminuirá la inhalación de humo y partículas, al tiempo que evita la propagación del COVID-19".

    El Dr. Bosetti señala cinco formas sencillas de aliviar el ardor de ojos cuando el aire está cargado de humo:

    Paisaje del terreno quemado con la hierba y los árboles arrasados y el humo que oscurece el cielo

    • Lágrimas artificiales de venta libre. Los pacientes con afecciones subyacentes que ya usan lágrimas artificiales pueden querer duplicar su aplicación hasta que el humo se disipe.
    • Refresque sus ojos. Mantener lágrimas artificiales en el refrigerador es una excelente manera de tener algo fresco listo para enjuagar los ojos. Acostarse con una compresa fría sobre los ojos también es relajante.
    • Quédese adentro. En particular, si tiene una afección subyacente que lo hace más sensible al humo, como ojo seco, es mejor cerrar las ventanas y permanecer adentro tanto como sea posible.
    • Utilice anteojos o gafas protectoras. Las gafas protectoras que a menudo se recetan a pacientes con ojo seco pueden ser una excelente opción para cualquier persona que experimente sensibilidad al humo en el aire. Y los anteojos ajustados o las gafas de sol proporcionarán al menos una barrera que disminuirá la corriente de aire que entra en los ojos.
    • Mejore el aire del interior de su casa con un filtro de aire. Un purificador de aire HEPA puede ayudar a mantener el humo de los incendios forestales fuera de su hogar.

    Su oftalmólogo le puede ayudar

    Si estas medidas no le brindan un alivio rápido, pídale ayuda a su oftalmólogo. Su médico puede examinarle los ojos con una herramienta llamada lámpara de hendidura para descartar otras posibles razones de su malestar ocular. Después de ese examen, su médico puede recetarle un tratamiento más fuerte, como un ciclo breve de medicamentos antiinflamatorios, para calmar sus ojos hasta que el humo desaparezca.