• Sus Ojos Podrían Ser las Ventanas a Su Salud

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Dr. Rebecca J. Taylor
    Jan. 22, 2017

    Robert Waters, un corredor de hipotecas retirado de 78 años, entró al consultorio de su oftalmólogo en Nashville, Tenn., para un examen oftalmológico anual de rutina, y salió con algo que jamás habría esperado — un control urgente con su cardiólogo. "Vi un coagulo microscópico en los vasos sanguíneos de su retina", dijo la Dra. Rebecca Taylor, una oftalmóloga de Nashville Vision Associates. El control cardiológico reveló una masa mucho más grande alojada en su arteria carótida, lo que lo ponía en alto riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

    Un Examen Oftalmológico Puede Salvar Una Vida

    Un accidente cerebrovascular potencial es sólo una de las estados de salud que podría detectarse en los ojos, que no sólo son las ventanas de nuestras almas sino también de la salud general de nuestro cuerpo. La diabetes, la hipertensión, las enfermedades autoinmunes, las enfermedades de trasmisión sexual y los cánceres son algunas de las afecciones que pueden detectarse durante un examen oftalmológico. "Es posible que muchos no sepan que tienen estos problemas”, indicó la Dra. Taylor. "En algunos casos, un examen oftalmológico puede salvar una vida".

    Esto se debe a que el ojo es el único lugar del cuerpo humano donde el médico puede tener una visión directa de nuestros vasos sanguíneos, nuestros nervios y nuestro tejido conectivo — sin necesidad de cirugía. Porque el ojo tiene el mismo tejido microscópico que nuestros demás órganos principales y es una parte importante de nuestro sistema nervioso más amplio, por lo que las anormalidades detectadas en el ojo pueden indicar cambios similares en otras partes del cuerpo.

    "Hay una intrincada comunicación entre el ojo y el resto del cuerpo humano a través del sistema circulatorio, la sangre, los vasos sanguíneos y las conexiones nerviosas. Los ojos pueden reflejar una enfermedad que tiene su origen en otro tejido a mucha distancia de los ojos en sí mismos", sostiene la Dra. Taylor.

    Por ejemplo, con frecuencia, los oftalmólogos detectan la diabetes durante la parte del examen oftalmológico que se relaciona con la dilatación de la pupila, lo que les permite observar cambios o daño en los vasos sanguíneos de la retina, cambios que se conocen como retinopatía diabética. En estos casos, la enfermedad puede presentarse en el tejido ocular aún antes de que aparezca en las pruebas de nivel de glucosa en sangre. Gracias a la detección temprana durante exámenes oftalmológicos, las personas diagnosticadas en esta etapa benigna de la diabetes pueden tener el potencial de evitar la pérdida de la visión y otras complicaciones graves.

    La pérdida de la visión lateral, que puede ser un síntoma de glaucoma, puede también indicar estados de salud graves que van más allá de la visión. Puede rastrear un problema hasta algunas regiones del cerebro, que pueden ser señal de un accidente cerebrovascular, de un trauma craneano, de un tumor o de un derrame cerebral.

    Los Exámenes Oftalmológicos: ¿Con qué frecuencia deben hacerse y qué debe esperarse?

    La Academia Americana de Oftalmología recomienda un examen oftalmológico completo de línea de base antes de los 40 años de edad. Si tiene una enfermedad oftalmológica o un factor de riesgo de llegar a desarrollar una, como por ejemplo diabetes, hipertensión o historia familiar de enfermedad oftálmica, debe consultar a un oftalmólogo, aunque aún no haya cumplido 40 años. Después de ese examen, su oftalmólogo le recomendará la frecuencia con la cual debe realizarse nuevos exámenes de control.

    Un examen oftalmológico es relativamente sencillo y se trata de un procedimiento que no ocasiona molestias y no debe tomar más de 45 a 90 minutos. Su oftalmólogo examinará:

    • Su historia médica
    • Su agudeza visual
    • Sus pupilas
    • Su visión lateral
    • Su movimiento ocular
    • Su prescripción de lentes correctivos
    • Su presión intraocular
    • La parte anterior de sus ojos
    • Su retina y nervio óptico

    Infórmese más acerca de lo que se hace durante un examen oftalmológico.

    Cuando el oftalmólogo detecta algo inusual durante un examen, es posible que lo remita de nuevo a su médico de atención primaria o a un especialista para exámenes y análisis adicionales.

    La Dra. Taylor envío a Robert Waters a donde el cardiólogo, quien le hizo una ecografía que reveló un bloqueo del 90 por ciento en su arteria carótida derecha; de haber quedado sin tratamiento, la obstrucción podría haber impedido el flujo de sangre al cerebro poniendo su vida en peligro.

    A las pocas semanas el Sr. Waters se sometió a cirugía para dilatar su arteria estrecha y permitir un mejor flujo de sangre. Retomó sus actividades normales y compartió su experiencia con otros diciéndoles: "No me había dado cuenta de que se podía detectar ese tipo de afecciones en un examen de ojos, y creo que no muchos lo saben. Hágase un examen de ojos. No sólo por la salud de sus ojos sino por su salud general".