• Exámenes oftalmológicos de detección para niños

    Read in English:
    Escrito por
    Editado por Daniel Porter
    Mar. 02, 2020

    La visión de un recién nacido es mayormente borrosa, pero el sistema visual se desarrolla con el tiempo y se forma completamente durante la adolescencia. Aprenda a proteger la visión de su hijo con exámenes oftalmológicos de detección a medida que crece.

    Horario recomendado de exámenes oftalmológicos de detección para niños

    Un examen oftalmológico de detección es un examen más eficiente. Un niño es "evaluado" para detectar problemas oculares y se remite a un oftalmólogo para un examen completo si es necesario. La visión de su hijo puede ser examinada por:

    • Un pediatra
    • Un médico de familia
    • Un oftalmólogo
    • U otro proveedor de atención médica debidamente capacitado

    Los exámenes oftalmológicos de detección también se ofrecen en escuelas, centros de salud comunitarios o eventos comunitarios.

    La Academia Americana de Oftalmología y la Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo recomiendan el siguiente plan de visitas de control:

    Recién nacido

    Un médico u otro profesional de la salud capacitado, debe examinar los ojos del recién nacido para verificar los indicadores básicos de la salud ocular. Este consta de:

    Un oftalmólogo debe realizar un examen completo si el bebé:

    • nació prematuro
    • tiene signos de enfermedad ocular
    • o antecedentes familiares de enfermedad ocular infantil

    De 6 a 12 meses

    Se debe realizar un segundo examen durante el primer año de vida del niño. Esta prueba de detección generalmente se realiza con un examen de niño sano entre los 6 y los 12 meses. El pediatra de su hijo u otro profesional de la salud deberá:

    • hacer las pruebas mencionadas anteriormente
    • hacer una examen visual de los ojos
    • comprobar la alineación y el movimiento de los ojos sanos

    De 12 a 36 meses

    Entre los 12 y los 36 meses, un niño es examinado para determinar el desarrollo saludable de los ojos. Puede haber una prueba de "fotoprotección". Una cámara especial toma fotografías de los ojos de su hijo. Estas imágenes ayudan a encontrar problemas que pueden provocar ambliopía (ojo perezoso). Si hay algún problema, su hijo puede ser remitido a un oftalmólogo.

    De 3 a 5 años

    Entre los 3 y los 5 años, se debe examinar la visión y la alineación de los ojos del niño. Esto puede ser realizado por un pediatra, un médico de familia, un oftalmólogo, un optómetra o un ortoptista.

    La agudeza visual (nitidez de la visión, como 20/20 por ejemplo) debe evaluarse tan pronto como el niño tenga la edad suficiente para leer la tabla optométrica. Muchos niños son un poco hipermétropes, pero también pueden ver claramente, incluso a distancia. La mayoría de los niños no necesitarán anteojos ni ninguna otra corrección para su visión. Si el niño tiene dificultades para leer la tabla optométrica, se pueden realizar exámenes fotométricos para evaluar su 

    visión.

    • "ojo perezoso” (ambliopía)
    • errores refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo)
    • u otro problema de enfoque

    Inicie el tratamiento para estos problemas lo antes posible — lo mejor que puede hacer para proteger la visión de su hijo es asegurarse de que reciba tratamiento de forma temprana.

    De 5 años o más

    A los 5 años, los niños deben someterse a pruebas de agudeza visual y alineación. A esta edad, la miopía es el problema más común. Se puede corregir con el uso de anteojos. Un oftalmólogo debe examinar a un niño con ojos desalineados o signos de otros problemas oculares.

    ¿Cuál es la diferencia entre un examen oftalmológico de detección y un examen oftalmológico completo?

    Un examen oftalmológico completo diagnostica una enfermedad ocular. Las gotas para los ojos se utilizan para dilatar (ensanchar) la pupila durante el examen. Esto le da a su oftalmólogo un panorama más completo del interior de sus ojos. Con la dilatación de la pupila y otras pruebas especiales, los signos de enfermedad ocular son más evidentes. La Academia Americana de Oftalmología aconseja a los padres que busquen un examen oftalmológico completo si:

    • su hijo falla en un examen de visión
    • si el examen de visión no es concluyente o no se pudo realizar
    • si es remitido por el pediatra o la enfermera del colegio
    • si su hijo se queja de su visión o si observa un comportamiento visual anormal, está en riesgo de desarrollar problemas oculares. Los niños con afecciones médicas (como síndrome de Down, prematurez, artritis idiopática juvenil, neurofibromatosis) o antecedentes familiares de ambliopía, estrabismo, retinoblastoma, cataratas congénitas o glaucoma, tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas oculares pediátricos.
    • Si su hijo tiene una discapacidad de aprendizaje, retraso en el desarrollo, una condición neuropsicológica o un problema de comportamiento.