• Las computadoras, los dispositivos digitales y la fatiga ocular

    Escrito por
    Revisado por James M Huffman, MD
    Apr. 03, 2020

    Es posible que haya oído decir en alguna parte que mirar a la computadora, al celular o a otra pantalla digital por largos períodos de tiempo dañará permanentemente sus ojos. Afortunadamente, esto es como el viejo adagio acerca de “arruinar los ojos” por ver demasiada televisión o por estar demasiado cerca al televisor: eso realmente no es cierto. Sin embargo, es posible que note cierta incomodidad o efectos nocivos de estar viendo mucho tiempo la pantalla.

    La fatiga ocular relacionada con las pantallas electrónicas afecta a personas de todas las edades. Si pasa horas enteras del día utilizando estos dispositivos digitales, es posible que note que tiene visión borrosa, y que sus ojos están adoloridos y cansados. También puede notar que sus ojos se secan, y lloran o arden. Este cansancio ocular no es distinto de los síntomas que se pueden tener después de leer, escribir o hacer “trabajo de cerca” como coser por mucho tiempo a la vez.

    No es probable que reduzcamos el tiempo que gastamos en el celular o en la computadora. Entonces ¿Qué podemos hacer en cuanto a la fatiga? Las siguientes son algunas recomendaciones para aliviar sus ojos.

    1. ¡Parpadee!

    Normalmente, los humanos parpadeamos unas 15 veces por minuto. Sin embargo, los estudios muestran que sólo parpadeamos 5 o 7 veces por minuto cuando usamos la computadora u otra pantalla digital. Parpadear es la forma como el ojo tiene la humedad que requiere en su superficie.
    Concientícese de la necesidad de parpadear tanto como sea posible. Esto evita que se reseque la superficie del ojo. Tal vez le ayude pegar una nota en la pantalla de su computadora para recordarle que ¡debe parpadear con frecuencia!

    2. Lubrique los ojos.

    Use lágrimas artificiales para refrescar sus ojos cuando los sienta secos. Si suele permanecer en un entorno seco dentro de un recinto cálido, considere utilizar un humidificador para agregarle humedad al aire.

    3. Siga la regla “20-20-20”.

    Haga pausas regulares utilizando la regla “20-20-20”: cada 20 minutos cambie el punto donde fija sus ojos y mire hacia un objeto que esté al menos a 20 pies de distancia durante por lo menos 20 segundos.

    4. Utilice anteojos para la computadora.

    Si trabaja con una computadora durante muchas horas a la vez, es posible que le sirva utilizar unos anteojos que reduzcan el cansancio ocular. Estos lentes de prescripción le permiten enfocar sus ojos específicamente a una distancia intermedia de la pantalla de su computadora (esta distancia intermedia es de aproximadamente 20 a 26 pulgadas de su cara). Algunos de estos anteojos tienen lentes multifocales que le ayudan a cambiar su enfoque rápidamente de cerca a intermedio a lejos. Tenga en cuenta que los anteojos para la computadora que reducen el esfuerzo ocular no son iguales a los anteojos que “bloquean la luz azul”.

    5. Ajustar el brillo y el contraste.

    Si su pantalla brilla más que su entorno, sus ojos tendrán que esforzarse más por ver. Gradúe el brillo de su computadora para que se nivele con la luz circundante. Además, procure incrementar el contraste de su pantalla para reducir la fatiga ocular.

    6. Reduzca el destello.

    Por lo general, ahora las pantallas digitales suelen tener demasiado destello. Intente utilizar una pantalla con un filtro mate para reducir el destello. Consulte con su tienda de computadoras sobre los teléfonos celulares para saber qué le pueden ofrecer.

    7. Gradúe su posición en relación con la computadora.

    Al usar una computadora debe estar sentado a 25 pulgadas (más o menos la longitud del brazo) de la pantalla. Además, coloque la pantalla de manera que sus ojos miren ligeramente hacia abajo y no directamente al frente o hacia arriba.

    Para usuarios de lentes de contacto y dispositivos digitales

    Quienes usan lentes de contacto y dispositivos digitales por largos períodos de tiempo pueden notar que tienen ojo seco y que éste se convierte en un problema constante. Algunos consejos:

    Si sus ojos permanecen rojos, tiene visión borrosa o lagrimación, o si tiene sensibilidad o dolor a la luz, consulte a su oftalmólogo.

    ¿La 3-D no es una buena alternativa para usted?

    ¿Para usted, ver películas en 3-D le cansa mucho los ojos? O ¿Le da dolor de cabeza o se siente mareado o con náuseas? Es posible que tenga un problema de enfoque o de percepción de profundidad.

    Los anteojos y las pantallas de cine de 3-D muestras imágenes diferentes a cada uno de los ojos a fin de crear la ilusión de profundidad. Esto da resultado porque es así como vemos objetos a diferentes distancias en la vida real. Estos objetos aparecen en lugares levemente distintos en el campo visual de cada ojo.

    En la vida real o cuando vemos una película de 3-D, los ojos rastrean un objeto que se acerca, girando los ojos hacia adentro, hacia la nariz. Nuestros ojos se enfocan naturalmente de cerca a medida que el objeto se mueve hacia los ojos. Sin embargo, con una película en 3-D la pantalla no se mueve ni se acerca, entonces nuestros ojos tienen que enfocarse más afuera y hacia atrás en el campo visual para ver con mayor claridad. Ese enfoque hacia atrás y hacia adelante es un esfuerzo que cansa los ojos. Para quienes ven una película de 3-D resulta difícil tal vez tienen algún problema de convergencia en la vida real.