• Uso de pantalla para los niños

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por Rahul Khurana, MD
    Sep. 03, 2019

    Hay varias razones por las cuales los padres deben ser muy conscientes de qué tanto tiempo permiten que sus hijos pequeños utilicen la pantalla. La cantidad de uso de pantalla por día se ha asociado con resultados de desarrollo como obesidad, mala calidad de sueño y desarrollo del ojo. También la investigación en Canadá ha encontrado que los niños en edad preescolar que utilizan la pantalla durante más de dos horas al día tienen un incremento de cerca de 8 veces en ADHD.

    Organizaciones expertas han creado un sistema de guía para padres orientado a ayudarles a entender los hechos descubiertos en investigaciones científicas. La Organización Mundial de la Salud ha publicado recientemente unas nuevas directrices en las que sugieren que ningún niño debe utilizar una pantalla antes de 1 año de edad y el tiempo de pantalla debe ser muy limitado para los niños durante varios años después.

    La Academia Americana de Pediatría recomienda no utilizar ningún medio digital (excepto los chats por video) en niños menores de 18 a 24 meses, y enfocarse en medios educativos cuando los niños empiecen a utilizar las pantallas.

    Efectos del uso de las pantallas en los ojos de los niños

    La Academia Americana de Oftalmología no tiene recomendaciones específicas en cuanto a la cantidad de tiempo de uso de pantalla por parte de los niños. Sin embargo, los padres deben ser conscientes de los posibles efectos del uso de la pantalla en los ojos de sus hijos, así como en aspectos más amplios relacionados con la salud en estudios realizados por otros grupos como la OMS.

    La miopía (visión de cerca) y el trabajo que se realiza de cerca, como leer

    El número de personas que desarrollan miopía en los Estados Unidos se ha duplicado prácticamente desde 1971. En Asia, hasta el 90 por ciento de los adolescentes y adultos son miopes, un aumento dramático en las últimas generaciones.

    Un estudio de 2019, publicado en Ophthalmology — la revista de la Academia Americana de Oftalmología — ofrece más evidencia de que al menos parte del aumento mundial de miopes tiene que ver con actividades de trabajo. No se trata sólo de que las pantallas afectan el desarrollo de los ojos, también los libros tradicionales y la cantidad de tiempo que se pasa a la intemperie en términos generales. Además, el estudio encontró también que pasar tiempo al aire libre — especialmente durante los primeros años de la niñez — puede retardar la progresión de la miopía.

    Cansancio ocular digital

    El cansancio ocular digital no es una única condición, como el glaucoma o el ojo rosa. Es un nombre para los tipos de síntomas que experimentan quienes dedican demasiado tiempo a mirar las pantallas. Estos síntomas pueden incluir ojo seco, prurito ocular, visión borrosa y dolor de cabeza. Se trata de síntomas transitorios, y no se está causando un daño permanente a los ojos.

    La forma más fácil de evitar el cansancio ocular digital (o el cansancio ocular por cualquier tarea que se realice por largo tiempo y que requiera visión de cerca, como leer o coser) es asegurarse de parpadear con frecuencia y dejar de mirar la pantalla o el trabajo que se hace de cerca cada 20 minutos centrando la atención en cosas que se encuentren al menos a 20 pies (aproximadamente 4 metros) de distancia durante 20 segundos. Esta estrategia de reenfocar con frecuencia se conoce como la regla 20-20-20, y permite que los ojos se relajen y descansen.

    Perturbación del sueño por uso de la pantalla

    Si bien algunos de los peligros de la luz azul pueden hacer sido descritos de forma exagerada en los últimos años, el uso de la pantalla en las últimas horas del día antes de irse a dormir puede afectar la calidad del sueño. El sueño es tan importante para el desarrollo durante la niñez que la Organización Mundial de la Salud considera el sueño como uno de los focos principales de sus más recientes recomendaciones.

    La comodidad de los ojos y consejos de seguridad para los niños y el uso de las pantallas

    La mejor forma de manejar los posibles efectos del uso de las pantallas en los ojos de los niños y en su visión es ayudarles a establecer buenos hábitos de uso. Estos mismos consejos son buena práctica para los adultos y para cualquiera que sufra de ojo seco crónico o cansancio ocular.

    Follow the 20-20-20 rule: every 20 minutes, look at least 20 feet away for 20 seconds.

    • Siga la regla 20-20-20: cada 20 minutos mire al menos a 20 pies de distancia durante 20 segundos.
    • Utilice un cronómetro para recordar al niño con qué frecuencia debe mirar a distancia.
    • Alterne el leer un libro electrónico con leer un libro físico y promueva en los niños la costumbre de mirar hacia arriba y observar algo por la ventana cada tercer capítulo.
    • Después de completar un nivel en un juego de video, mire por la ventana durante 20 segundos.
    • Marque previamente los libros con un clip para papel después de unos pocos capítulos para recordarle a su niño que debe mirar hacia arriba. En un libro electrónico utilice la función “bookmark” para el mismo efecto.
    • Evite utilizar pantallas a la intemperie o en áreas de iluminación brillante, donde el brillo sobre la pantalla puede crear un mayor esfuerzo visual.
    • Gradúe el brillo y contraste de la pantalla a un nivel que le resulte cómodo.
    • Use una buena postura al utilizar una pantalla. La mala postura puede contribuir a dolores musculares y dolor de cabeza asociados con cansancio ocular.
    • Anime a su hijo a mantener el medio digital a mayor distancia: de 18 a 24 pulgadas es la distancia ideal.
    • Recuérdeles que deben parpadear mientras miran la pantalla.