• Uso de una prueba de visión en el hogar para ordenar anteojos en línea

    Nov. 10, 2020

    Comprar anteojos y lentes de contacto en línea es una opción tentadora, especialmente cuando las citas de control se retrasan o las clínicas oftalmológicas están cerradas. Pero, ¿Qué tan confiables son las pruebas de visión en el hogar? ¿Debería confiar en ellas para pedir lentes nuevos? Aquí hay algunos puntos a considerar antes de elegir esta opción. 

    ¿Cómo funcionan las pruebas de visión en el hogar?

    Los exámenes de visión “hágalo usted mismo” son fáciles de encontrar en línea. Verana Health ofrece una aplicación gratuita que permite a los pacientes medir su visión usando su teléfono inteligente y monitorear los cambios en su visión a través del tiempo. EyeQue's Personal Vision Tester combina su teléfono inteligente con un miniscopio portátil para generar una fórmula de anteojos personalizada. Y varios otros sitios web ofrecen pruebas de visión utilizando un dispositivo móvil.

    Algunos de estos servicios le piden que se pare a unos 3 metros de distancia de su dispositivo en un área bien iluminada y que diga las letras en voz alta mientras mira una tabla optométrica de Snellen. Otros, como la prueba EyeQue's, utiliza un dispositivo portátil para examinar su visión. Luego, un oftalmólogo u optómetra revisa los resultados y emite la prescripción que debe usar para comprar anteojos en línea.

    Nunca use una prueba de visión en el hogar para ordenar lentes de contactos

    Los expertos hacen una fuerte advertencia contra el uso de exámenes de la visión en el hogar para comprar lentes de contacto. Los lentes de contactos deben ser ajustados por un oftalmólogo u optómetra, que esté capacitado para verificar si se ajustan bien. Los lentes de contacto que no se ajustan adecuadamente pueden causar muchas complicaciones, que van desde enrojecimiento e irritación hasta condiciones que pueden conducir a la ceguera, como una infección corneal.

    ¿Qué tan confiables son las pruebas de visión en el hogar?

    Aunque las aplicaciones móviles y otras tecnologías mejoran constantemente, una prueba de visión en el hogar no será tan precisa o confiable como una prueba realizada por su optómetra u oftalmólogo.

    Una prueba de visión en el hogar tampoco detectará problemas oculares graves o condiciones de salud subyacentes. Los adultos entre 18 a 39 años aún deben hacerse exámenes oftalmológicos completos cada cinco a 10 años, incluso si no tienen síntomas o factores de riesgo para enfermedad ocular. Estos exámenes pueden detectar enfermedades oculares comunes, así como condiciones ocultas que pueden conducir a la ceguera si no se tratan adecuadamente.

    ¿Debe medir su visión en casa?

    Confiar en una prueba de visión en el hogar dependerá de su edad, historial médico y de otros factores.

    Las pruebas de visión en línea deben limitarse a adultos sanos (de 18 a 39 años) que tengan una prescripción de anteojos de leve a moderada y que no presenten síntomas de enfermedad ocular.   

    Es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

    • Los exámenes de la visión en el hogar se utilizan para renovar una prescripción existente en adultos que previamente tuvieron un examen oftalmológico completo.
    • Todas las prescripciones de anteojos correctivos siempre deben ser aprobadas por un optómetra u oftalmólogo. Si tiene una prescripción de alta potencia o irregular, omita las pruebas de visión en el hogar y programe un examen con su oftalmólogo u optómetra. 
    • Si tiene riesgo de enfermedad ocular o tiene síntomas oculares, consulte a un oftalmólogo. Siempre programe visitas de seguimiento con la frecuencia que le recomiende su oftalmólogo. 
    • Incluso si está perfectamente sano, la mejor manera de proteger su visión es ir al consultorio del oftalmólogo y hacerse exámenes oculares completos, con la frecuencia recomendada por la Academia.

    ¿Qué piensan los expertos en salud ocular sobre las pruebas de visión en el hogar?

    Según el Dr. Michael X. Repka, MBA, director médico de asuntos gubernamentales para la Academia, "El público debe entender que estas pruebas en línea pueden medir el poder de su prescripción de anteojos, pero no pueden detectar enfermedades oculares que, con frecuencia, tienen síntomas ocultos".

    “Aunque las pruebas en línea para la prescripción de anteojos pueden estar bien para adultos de 18 a 39 años de edad con ojos sanos, no son apropiadas para las personas con afecciones o factores de riesgo para enfermedades oculares — como diabetes o antecedentes familiares de glaucoma — o para aquellos que no han tenido un examen ocular reciente”.