• El diagnóstico y tratamiento de las alergias de los ojos

    Escrito por David Turbert
    Revisado por Elena M Jimenez MD
    Dec. 04, 2018

    Para brindar un tratamiento adecuado, su oftalmólogo verificará si tiene una infección ocular o conjuntivitis alérgica. En general resulta sencillo diagnosticar la conjuntivitis alérgica. El oftalmólogo usa un microscopio con lámpara de hendidura para detectar indicios de alergia, como vasos sanguíneos inflamados sobre la superficie del ojo. Le preguntará acerca de sus antecedentes alérgicos personales y familiares.

    Es posible que su oftalmólogo deba remitirlo a un especialista en alergias para otras pruebas si la causa de la alergia no es encontrada con precisión.

    En general resulta sencillo diagnosticar la conjuntivitis alérgica. La lámpara de hendidura permite detectar indicios de alergia en los ojos.

    Cómo se trata la alergia en los ojos?

    La clave para tratar la alergia en los ojos es evitar o limitar el contacto con la sustancia que provoca el problema. Para esto, debe saber cuál es la sustancia que debe evitar. Si es necesario, un alergista puede tomarle una prueba de piel o sangre para identificar los alérgenos específicos.

    Evite los alérgenos

    Si es alérgico al polen, evite estar al aire libre lo más posible cuando la concentración de polen esté en su punto más alto. La concentración de polen suele ser más alta a la mitad de la mañana y al atardecer. Además, evite estar afuera cuando el viento sople polen. Cuando esté al aire libre, los lentes de sol o las gafas pueden evitar que le entre polen en los ojos.

    Mantenga las ventanas cerradas y use aire acondicionado, tanto en el automóvil como en la casa. Esto ayudará a disminuir su exposición al polen y a otros irritantes mientras está adentro. No use ventiladores de ventana, ya que traen polen y otros alérgenos de afuera. Mantenga las unidades de aire acondicionado limpias, de manera que no permitan el ingreso de alérgenos.

    Si el moho es un disparador de alergia para usted, sepa que la humedad alta puede fomentar el crecimiento de moho. Intente mantener el nivel de humedad de su casa entre un 30 % y un 50 %. Limpie con frecuencia los espacios de mucha humedad, como el sótano, el baño y la cocina. Considere usar un deshumidificador, en lugares particularmente húmedos, como un sótano.

    Si el polvo de la casa le genera conjuntivitis alérgica, intente mantener los ácaros del polvo lejos de la piel. Preste especial atención a su habitación. Use ropa de cama antialérgica, especialmente las fundas de almohadas. Lave la ropa de cama con frecuencia con agua caliente, a una temperatura de al menos 130 ºF (54 ºC).

    Al limpiar los pisos, use un mapo o un trapo húmedo en lugar de un mapo seco o una escoba; de esta manera, atrapará los alérgenos.

    Si las mascotas le dan alergia, intente mantener los animales fuera de la casa lo máximo posible. Es muy importante no permitir que la mascota entre a su habitación, para así poder dormir en una habitación libre de alérgenos. Los pisos de madera o losa son mejores que las alfombras, porque estas últimas atrapan el pelo de las mascotas. Lávese siempre las manos después de tocar una mascota y lave la ropa que usó mientras se encontraba cerca de cualquier mascota.

    Por último, evite siempre frotarse los ojos, ya que esto solo hace que se irriten más.

    Tratamiento de alergia en los ojos con gotas y medicamentos

    Lágrimas artificiales. Las gotas de lágrimas artificiales ayudan a aliviar la alergia en los ojos al eliminar temporalmente los alérgenos del ojo. También lo alivian si tiene los ojos secos e irritados brindándoles humedad. Puede usar estas gotas, disponibles sin receta médica, hasta seis veces al día. Puede usarlas con la frecuencia que necesite si no tienen conservantes.

    Descongestionantes (con o sin antihistamínicos). Los descongestionantes disminuyen el enrojecimiento en los ojos producto de la alergia. Están disponibles como gotas para los ojos sin receta médica. Si las gotas para ojos descongestionantes que elige tienen un antihistamínico, pueden aliviarle también la picazón. No debe usar este tipo de gotas para ojos durante más de dos o tres días. El uso prolongado empeora los síntomas de la irritación.

    Antihistamínicos orales. Los antihistamínicos orales pueden aliviarle un poco la picazón. Pero también pueden secarle los ojos y empeorar los síntomas de la alergia.

    Antihistamínicos y estabilizadores de mastocitos. Las gotas para ojos con antihistamínicos para aliviar la picazón y un estabilizador de mastocitos ayudan a evitar la alergia en los ojos. Se aplican una o dos veces por día para aliviar la picazón, el enrojecimiento, el lagrimeo y el ardor. La frecuencia de uso depende de qué gotas para ojos escoja.

    Corticoesteroides. Las gotas para ojos con corticoesteroides pueden ayudar a tratar síntomas crónicos y graves de la alergia, como la picazón, el enrojecimiento y la hinchazón.

    Inyecciones de inmunoterapia. Si los síntomas no se pueden controlar evitando los alérgenos, aplicándose gotas para los ojos o tomando medicamentos, otra opción puede ser la inmunoterapia (inyecciones antialérgicas). En la inmunoterapia, se le aplican inyecciones con cantidades pequeñas de alérgenos. La dosis aumenta gradualmente para ayudar a su cuerpo a volverse inmune a los alérgenos.

    Su médico puede ayudarlo a determinar cuáles son los mejores tratamientos para usted.