• Diagnóstico y tratamiento de arteritis de células gigantes

    Escrito por David Turbert
    Dec. 10, 2018

    Si tiene problemas en la visión, el oftalmólogo le hará un examen ocular completo. Le medirá la agudeza visual y la presión ocular. Su oftalmólogo también le realizará un examen de dilatación ocular en busca de indicios de daños en el nervio óptico o la retina. Además, el médico le examinará la cabeza. Al tocarle la cabeza, puede notar si el cuero cabelludo está sensible y si tiene una arteria sensible y gruesa en uno de los lados. La arteria afectada puede tener pulso débil o no tener pulso en absoluto.

    Su médico ordenará análisis de sangre. Si bien estos análisis no pueden confirmar que tenga ACG, pueden mostrar si hay alguna inflamación (hinchazón) en su cuerpo. Si los análisis de sangre son normales, probablemente no tenga arteritis de células gigantes. Si los análisis de sangre son anormales, deberá hacerse una biopsia de la arteria de la sien, para confirmar los hallazgos de los análisis de sangre. Si la arteria está inflamada, deberá someterse a un tratamiento con esteroides.

    Su médico puede pedirle que se someta a estudios de imagen, como una resonancia magnética, para evaluar las arterias. También puede tener que hacer una prueba de campo visual para determinar si ha perdido parte de su visión periférica.

    ¿Cómo se trata la ACG?

    Es probable que el médico le recete tabletas de esteroides. Puede que el médico no espere a confirmar que tiene ACG para darle las tabletas de esteroides. Es importante tratar la arteritis de células gigantes tan pronto como sea posible, para evitar la pérdida de visión. Muchas personas se sienten mejor justo después de comenzar el tratamiento, pero el tratamiento puede durar hasta dos años.

    Si ha perdido la visión a causa de la ACG, es probable que la visión se estabilice una vez que comience a tomar esteroides. Sin embargo, cualquier pérdida de visión que ya haya sufrido probablemente sea permanente. En estos casos, aprender a aprovechar al máximo la visión que le queda lo ayudará a seguir siendo independiente.

    Su médico tendrá que supervisarlo con atención mientras toma este medicamento. Los medicamentos con esteroides pueden tener efectos secundarios, incluyendo el aumento de la probabilidad de fracturas de huesos.

    Existe también otro medicamento (tocilizumab) ya aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) para tratar ACG. Esta droga se aplica con inyección en la oficina del doctor o en su propia casa. El tocilizumab puede no ser el medicamento adecuado para personas con ciertas infecciones o enfermedades. Hable con su doctor para evaluar si usted es un buen candidato para esta droga.