Some areas of AAO.org are temporarily unavailable. We apologize for the inconvenience and are working to restore access.

  • El tratamiento de la blefaritis

    Read in English:
    Escrito por Kierstan Boyd
    Revisado por Brenda Pagan-Duran MD
    Sep. 13, 2018

    Desafortunadamente, no existe cura para la blefaritis, pero hay algunas que pueden hacerse para controlar los síntomas. Estos son algunos de los tratamientos:

    Compresas de agua tibia

    Humedezca un paño limpio con agua tibia y exprímalo hasta que esté más o menos seco. Colóquese el paño sobre los ojos cerrados durante al menos un minuto. Moje el paño todas las veces que sea necesario para que se mantenga tibio. Esto ayudará a aflojar las láminas que se pegan alrededor de las pestañas. También ayuda a evitar que las glándulas de aceite se obstruyan.

    Lavado de los párpados

    Moje un paño limpio, un hisopo o una toallita sin pelusa en agua tibia. Frote suavemente con ella la base de las pestañas. Hágalo durante 15 segundos.

    Antibióticos

    Su oftalmólogo puede recomendarle que utilice un ungüento de antibiótico en los ojos. Coloque una pequeña cantidad de ungüento sobre la punta de un dedo limpio o un hisopo de algodón. Aplique suavemente el ungüento a la base de las pestañas. Haga esto justo antes de irse a dormir o según lo recomiende su médico. Su doctor también puede prescribirle un medicamento antibiótico oral.

    Gotas para los ojos

    Las lágrimas artificiales o las gotas de esteroides para ojos pueden disminuir el enrojecimiento, la hinchazón y el ojo seco. Su oftalmólogo pudiera recetarle gotas para ojos con antibiótico para que las glándulas de aceite funcionen mejor.

    Higiene de la piel y los párpados

    Es muy importante mantener los párpados, la piel y el cabello limpios. Esto ayuda a mantener los síntomas de la blefaritis bajo control. Lávese bien las pestañas todos los días con champú para bebés. También lávese el cabello, el cuero cabelludo y las cejas con champú antibacteriano. Existen algunos nuevos aerosoles antisépticos que usted puede usar sobre la piel que ayudan a que la bacteria no crezca demasiado.