• Cataratas Pediátricas

    Read in English:
    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Stephen N Lipsky MD
    Jan. 27, 2018

    Muchos piensan que las cataratas solo se presentan en las personas mayores, pero también en los niños se ven cataratas. Tanto las cataratas pediátricas como las que se desarrollan con la edad nublan el cristalino y pueden causar visión borrosa o ceguera.

    En los adultos, las cataratas se presentan después de que ya se han desarrollado y estabilizado los ojos y la visión. La mayoría puede recuperar buena visión después de la extracción de las cataratas. Debido a que el desarrollo de los ojos termina entre los 8 y los 10 años, si no se tratan a tiempo, las cataratas en los niños, pueden tener efectos graves en su visión a largo plazo. Sin embargo su detección temprana y el tratamiento inmediato pueden evitar pérdida permanente de visión en los niños que las presentan.

    Son Varios los Tipos y Causas de las Cataratas Pediátricas

    Traumatic cataract caused by injury to a child's eye.
    Una catarata traumática en el ojo de un niño. La lesión dañó también el iris.
    • Las cataratas pediátricas pueden ser congénitas (presentes al nacer) o adquiridas (se desarrollan después del nacimiento).
    • Pueden presentarse en un ojo (en forma unilateral) o en ambos ojos (en forma bilateral).
    • Las cataratas bilaterales pueden ser asimétricas (una más severa que la otra).
    • Las cataratas pueden aparecer en distintas partes del cristalino y varían en tamaño, desde puntos muy pequeños hasta opacificaciones densas.
    • Pueden ser producidas por predisposición genética, trastornos metabólicos, como diabetes o trauma ocular que lesione el cristalino. A veces se presentan en forma espontánea.

    Detección Temprana y Tratamiento Inmediato

    • El cristalino debe estar transparente para enfocar claramente sobre la retina las imágenes que ve, para que sean luego trasmitidas al cerebro. Una catarata puede impedir que la luz llegue a la retina o puede hacer que los rayos de luz se dispersen al atravesar la catarata opaca. Esto distorsiona la imagen en la retina.
    • En los niños, en quienes los ojos y el cerebro están aún aprendiendo a ver, la distorsión puede causar ojo perezoso (ambliopía). Sin el tratamiento adecuado, las cataratas pediátricas pueden causar conexiones anormales entre el cerebro y el ojo. Una vez que estas conexiones quedan hechas, son irreversibles.
    • La mayoría de las cataratas pediátricas se detectan al examinar al niño al nacer, antes de que salga siquiera del hospital. Muchas otras son detectadas por los pediatras durante los controles para confirmar el buen estado de salud del niño, y otras son detectadas por los padres. Por lo general, se detectan por un reflejo rojo faltante o irregular durante exámenes pediátricos de detección.
    • Las cataratas adquiridas son diagnosticadas con frecuencia por pediatras durante exámenes de detección de problemas visuales o después de una lesión ocular

    El Tratamiento Requiere una Estrategia a Largo Plazo

    Pediatric cataract in the eye of a child born with aniridia (missing iris).
    Catarata pediátrica en el ojo de un niño que nació con aniridia (iris faltante).

    El tratamiento de las cataratas pediátricas puede variar según el grado de severidad. No obstante, la mayoría de los niños requiere cirugía para sacar las cataratas. A diferencia de los adultos, en quienes el ojo ya ha alcanzado su tamaño definitivo, los ojos de los niños requieren instrumentación quirúrgica y técnicas especiales. Cuando un cirujano experimentado practica la cirugía de cataratas en los niños, el procedimiento suele ser seguro. Los riesgos más comunes incluyen glaucoma, desprendimiento de retina, infección y necesidad de cirugías adicionales.

    En la mayoría de los niños, la cirugía representa apenas el primer paso en el proceso de rehabilitación de los ojos. Se requiere tratamiento constante para reparar las conexiones ojo-cerebro. Esto implica enseñar a los ojos a enfocarse correctamente.

    Después de la cirugía, los niños suelen necesitar alguna combinación de lentes de contacto, lentes intraoculares implantados dentro del ojo, o anteojos. Si se ha desarrollado ambliopía, es posible que el niño requiera un parche. El tratamiento con el parche consiste en cubrir el ojo con mejor visión para estimular la visión en el ojo más débil.

    Los niños que son tratados a tiempo y cuentan con un seguimiento médico adecuado tienen buen pronóstico. Los resultados exitosos pueden requerir años de rehabilitación visual individualizada.