• ¿Cómo se trata la tracción vitreomacular?

    Escrito por
    Revisado por Ninel Z Gregori MD
    Nov. 06, 2019

    Después del diagnóstico de TVM, usualmente hay tres opciones de tratamiento:

    Observación o un enfoque de “ver y esperar”

    Si su TVM es leve y no afecta su visión, podría no necesitar tratamiento. Debido a que algunos casos de TVM se resuelven por sí solos, usted y su oftalmólogo pueden decidir observar (ver) la afección con consultas de seguimiento. También se le solicitará supervisar su visión en casa todos los días utilizando una rejilla de Amsler. El oftalmólogo repasará con usted el uso adecuado de la rejilla de Amsler.

    Rejilla de Amsler, que se usa en el hogar todos los días para rastrear los cambios de visión en personas con afecciones oculares como la tracción vitreomacular
    Rejilla de Amsler
    Rejilla de Amsler con líneas onduladas, como podría ser visto por alguien con pérdida de visión
    Para alguien que tenga TVM, la rejilla de Amsler puede verse con líneas curvas o puntos en blanco.

    Cirugía

    Casos más graves de TVM pueden ocasionar padecimientos retinales que ponen en riesgo la visión, como los siguientes:

    En estos casos, se puede recomendar un procedimiento llamado vitrectomía para restaurar la mácula a su forma normal (plana). El cirujano utiliza instrumentos diminutos para extraer el vítreo del ojo y reemplazarlo con solución salina. También se elimina cualquier tejido cicatricial presente en la mácula utilizando instrumentos especiales y un microscopio. Esto alivia la tracción que está dañando la mácula.

    Vitrectomía. La vitrectomía es un tipo de cirugía ocular que se utiliza para tratar los problemas de la retina y el humor vítreo.

    Medicamentos

    Algunas personas con casos más graves de TVM podrían no ser buenos candidatos para la vitrectomía. Una opción de tratamiento para estos pacientes es un medicamento llamado ocriplasmina. Este medicamento se administra a través de inyecciones intravítreas (inyecciones en el centro del ojo) y funciona disolviendo las pequeñas fibras de proteína que conectan el vítreo a la mácula.