• Degeneración reticular: Diagnostica y Tratamiento

    Escrito por
    Revisado por Ninel Z Gregori MD
    Mar. 16, 2020

    La degeneración reticular no provoca síntomas. Por lo general, el oftalmólogo la detecta durante un examen ocular de rutina.

    Durante el examen, el oftalmólogo utiliza gotas oculares especiales que dilatan (ensanchan) las pupilas. Esto le permite ver mejor la parte posterior del ojo, donde se encuentra la retina.

    El oftalmólogo utiliza un oftalmoscopio (lámpara de cabeza con luz muy brillante) y un lente magnificador para ver por dentro del ojo. También podría usar una lámpara de hendidura (microscopio) con un lente más pequeño para observar más detalles del interior del ojo.

    ¿Cómo se trata la degeneración reticular?

    La mayoría de las personas con degeneración reticular no necesita tratamiento, y la condición no afecta la visión. Sin embargo, para proteger la visión, es importante:

    • Consultar a su oftalmólogo una vez al año para realizarse un examen ocular. El oftalmólogo revisará la salud de los ojos y la retina.
    • Conocer los signos de una desgarramiento y desprendimiento de retina. Si tiene algún síntoma, llame al oftalmólogo de inmediato.

    En casos poco frecuentes, el oftalmólogo podría tratarlo con láser o mediante crioterapia (tratamiento con frío). Esto refuerza la parte más débil de la retina que ha perdido grosor. Se espera que esto evite una rasgadura o desprendimiento de retina.

    Si se produce una rasgadura o desprendimiento de retina, el oftalmólogo usará un láser u otro tipo de intervención quirúrgica para sellar la retina en su lugar.