• Distrofia Macular Juvenil: Diagnostica y Tratamiento

    Escrito por
    Revisado por G Atma Vemulakonda, MD
    Dec. 03, 2019

    El oftalmólogo le hará un examen de los ojos con dilatación de las pupilas para mirar la retina. Las personas con distrofia macular juvenil tienen los signos específicos de su trastorno en particular.

    Las personas con la enfermedad de Stargardt pueden tener unas manchitas amarillentas dentro y debajo de la mácula. A veces esas manchitas se extienden hacia afuera en forma de anillo. Las manchitas son depósitos de lipofuscina, un subproducto graso de la actividad normal de las células. La lipofuscina se acumula anormalmente en los pacientes con enfermedad de Stargardt.

    Los pacientes con enfermedad de Best tienen un quiste amarillo que se forma debajo de la mácula. El quiste con el tiempo se rompe, diseminando el líquido y los depósitos amarillos. Estos pueden dañar la mácula.

    Con la retinosquisis juvenil, la retina se separa en dos capas, lo que afecta la mácula. Los espacios entre estas capas se llenan de ampollas. Los vasos sanguíneos pueden tener fugas hacia el humor vítreo, que es el líquido que llena el ojo. La retinosquisis juvenil puede provocar desprendimientos de retina.

    El oftalmólogo puede realizar una angiografía con fluoresceína para confirmar el diagnóstico. En este estudio, se le inyecta un tinte en el brazo. El tinte es fotografiado a medida que circula por los vasos sanguíneos de la retina. El oftalmólogo también podría ordenar una electrorretinografía. Esta prueba mide la actividad eléctrica de la retina.

    ¿Cómo se trata la distrofia macular juvenil?

    No hay cura para la distrofia macular juvenil. No hay tratamiento para detener su progresión.

    Es provechoso usar lentes de sol para proteger los ojos de la luz ultravioleta y la luz brillante. Los dispositivos para personas con baja visión y la capacitación para aprender a movilizarse pueden ayudar a las personas a adaptarse a la pérdida de visión.