• Diagnóstico y tratamiento de la pupila de Adie

    Escrito por Daniel Porter
    Sep. 07, 2019

    Normalmente la pupila de Adie se diagnostica durante un examen ocular realizado por un oftalmólogo. El examen puede incluir:

    • Gotas oftálmicas diagnósticas especiales. Su oftalmólogo le aplica estas gotas para ver cómo responde la pupila. Una pupila con Adie se hará más pequeña después de utilizar estas gotas.
    • Un examen con lámpara de hendiduraEste dispositivo amplía e ilumina sus pupilas. Vistas de cerca, las pupilas pueden mostrar signos de Adie.
    • La prueba de respuesta pupilar. Su oftalmólogo querrá ver cómo responde su pupila a la luz brillante y a la luz baja. Estas respuestas se comparan luego con las del ojo no afectado. Es posible que también haga una prueba para ver cómo se acomoda la pupila, o cómo se enfoca en un objeto ubicado muy cerca al ojo.

    En algunos casos, su oftalmólogo querrá enviarlo donde un neurólogo para que el haga un examen. El neurólogo es un médico con capacitación en enfermedades del sistema nervioso.

    ¿Cómo se trata la pupila de Adie?

    No hay cura para la pupila de Adie, pero sí hay formas de aliviar algunos de los síntomas. Su médico puede recomendar:

    • anteojos para mejorar la facilidad de lectura o visión de cerca
    • anteojos de sol para reducir la sensibilidad a la luz
    • gotas oftálmicas para achicar la pupila y reducir la sensibilidad a la luz. Las gotas oftálmicas pueden también reducir el destello mientras conduce de noche.

    Según la causa, algunas personas con pupila de Adie pueden recuperar la respuesta pupilar normal. En otros casos, nunca se recupera totalmente la función normal de la pupila. Es útil saber que la enfermedad no pone en riesgo la vida, además, con el tratamiento adecuado, quienes tienen pupila de Adie pueden manejar su afección y esperar llevar una vida plena y sana.