• Dispositivos de ayuda para quienes tienen baja visión

    Read in English:

    Técnicas para ver mejor con baja visión

    Utilice estas técnicas de baja visión para ayudarse en sus tareas diarias.

    • Mejore la iluminación. Use una lámpara de cuello de ganso orientada hacia la tarea que debe realizar o lleve siempre con usted una linterna de bolsillo de alto poder. Reemplace los bombillos por otros que iluminen más y agregue más lámparas en áreas oscuras de su hogar.
    • Reduzca los destellos. Gradúe las luces internas de la casa para que no produzcan destellos. Cubra las superficies brillantes. Proteja sus ojos usando un sombrero de ala ancha, una cachucha, un visor o anteojos con montura envolvente cuando se encuentre al aire libre.
    • Aumente el contraste. Use un mantel de color con una vajilla blanca, por ejemplo. O cubra el escritorio con contact negro donde utilice papeles blancos. Use marcadores gruesos de punta de fieltro cuando haga sus listas o tome notas.

    Hay muchos dispositivos para baja visión que ayudan a realizar las actividades de la vida diaria. Hable con su equipo de rehabilitación de baja visión sobre soluciones para sus necesidades específicas. Pregunte también si necesitará capacitarse para poder utilizar cualesquiera de los dispositivos que se recomiendan.

    Ayudas ópticas para la baja visión

    Las ayudas ópticas incluyen el uso de lupas para ver los objetos más grandes y con mayor facilidad.

    Photograph of an illuminated hand magnifier, used by people with low vision, lying on an open book.

    • Asegúrese de que la refracción de sus anteojos sea la correcta. Los niños requieren una refracción ciclopléjica adecuada (con gotas oftálmicas), y medición de la acomodación (la capacidad de ver de cerca cuando lee o juega). Los niños con baja visión podrían beneficiarse del uso temprano de anteojos con unas prescripciones más bajas o más especializadas que las de un niño con una visión que se desarrolla de forma más normal.
    • Anteojos que agrandan la imagen. Estos anteojos de lupa se usan como anteojos corrientes para mantener las manos libres. Pueden ser utilizados para leer, para enhebrar una aguja o para hacer alguna otra clase de trabajo que requiera visión de cerca. Por lo general, los objetos deben sostenerse mucho más cerca con estos anteojos de aumento que con los anteojos normales de lectura o bifocales.
    • Ayudas visuales de aumento. Estas ayudas visuales se apoyan sobre el objeto al que se está mirando. Esto ayuda a mantener la lupa a una distancia adecuada. Al estar en un atril también ayuda a que quienes tienen temblor o sufren de artritis puedan ver con más facilidad. Algunos amplificadores de atril tienen luz incorporada.
    • Lupas manuales. Estas son lupas que se sostienen sobre el material impreso. Algunos modelos tienen luz incorporada.
    • Telescopios. Éstos se utilizan para ver objetos o señales que están distantes. Algunos telescopios pueden adaptarse a los anteojos. Otros se sostienen como binoculares.

    Dispositivos no ópticos

    • Relojes, cronómetros y dispositivos con anuncios audibles para medir la presión arterial o la glucosa sanguínea.
    • Libros impresos en letra grande, periódicos, revistas, cartas de naipe y cheques bancarios
    • Audiolibros
    • Teléfonos, termostatos, relojes y controles remotos con números grandes y colores contrastantes
    • Enhebradores de agujas, espejos de aumento y rótulos táctiles (texturizados)

    Dispositivos electrónicos

    • Amplificadores de video. Estos dispositivos electrónicos se consiguen en formatos portátiles y de escritorio. Combinan una cámara y una pantalla para ampliar las páginas impresas, las fotografías y otros objetos pequeños. Se pueden graduar para adaptarlos a las necesidades visuales especiales de cada persona. Por ejemplo, se puede agregar contraste para oscurecer las palabras impresas. Algunos amplificadores de video pueden leer el texto en voz alta. Hay muchos amplificadores de video nuevos. El equipo de rehabilitación de visión estará informado acerca de las últimas tecnologías y de lo que puede utilizarse en la casa o en el aula de clase.
    • Audiolibros y libros electrónicos. Con los audiolibros, se puede escuchar el texto que es leído en voz alta. Con los libros electrónicos como Kindle, Nook y otros, se puede aumentar el tamaño de las palabas y el contraste.
    • Teléfonos inteligentes y tabletas le permiten cambiar el tamaño del texto, graduar el contraste y utilizar comandos de voz. Hay también muchas implicaciones de donde escoger, como programas que leen material en voz alta, lo amplían o lo iluminan.
    • Computadoras que generalmente pueden leer el texto en voz alta o ampliar lo que aparece en la pantalla.

    Los nuevos adelantos en tecnología para el consumidor no son una panacea para todos los que tienen baja visión. Muchos requerirán además otros dispositivos y ayudas. También necesitarán rehabilitación de visión para lograr el mejor uso posible de la visión. Sin embargo, para muchos, estos dispositivos digitales y aplicaciones son opciones portátiles, de bajo costo que sirven como ayudas para baja visión.