• Diagnóstico y tratamiento de distrofia corneal

    Escrito por Kierstan Boyd
    Revisado por Elena M Jimenez MD
    Dec. 04, 2018

    Si el oftalmólogo cree que usted tiene una distrofia corneal, le examinará los ojos. También le preguntará si tiene antecedentes familiares de enfermedades oculares.

    El oftalmólogo usará un microscopio de lámpara de hendidura para iluminarle el interior del ojo con un rayo de luz brillante y delgado. Esto ayuda al médico a examinar detalladamente la parte frontal del ojo.

    Aunque una persona no tenga síntomas, un examen ocular de rutina puede mostrar que tiene distrofia corneal. En algunos casos, un análisis genético puede identificar una distrofia corneal.

    ¿Cómo se trata la distrofia corneal?

    El tratamiento de las distrofias corneales depende de:

    • el tipo de distrofia y
    • la gravedad de los síntomas

    Si no tiene ningún síntoma, el oftalmólogo puede vigilar sus ojos de cerca para ver si la enfermedad está progresando. En otros casos, unas gotas para los ojos, ungüentos o un tratamiento con láser pueden ser apropiados.

    En muchos casos, las personas que padecen de distrofia corneal tienen erosiones corneales repetidas. Esta afección se puede tratar con:

    • antibióticos
    • gotas lubricantes para los ojos
    • ungüentos
    • o, lentes de contacto blandos especiales que protegen la córnea

    Si la erosión continúa, otras opciones de tratamiento pueden incluir el uso de terapia con láser o de una técnica para raspar la córnea.

    En los casos más graves, un trasplante de córnea (llamado queratoplastia) puede ser necesario. Se extrae el tejido corneal dañado o malsano y se reemplaza por el tejido sano de la córnea de un donante. En el caso de las distrofias endoteliales, como la distrofia de Fuchs, se utiliza un trasplante parcial de córnea (llamado queratoplastia endotelial).