• Diagnóstico y tratamiento de la fractura orbitaria

    Escrito por Kierstan Boyd
    Dec. 30, 2017

    El examen para detectar una fractura orbitaria requiere que un oftalmólogo examine el ojo y el área circundante. Tomará imágenes del ojo y de la órbita incluyendo rayos X y tomografías.

    El oftalmólogo confirmará si el ojo se mueve normalmente y si tiene algún problema de visión. También puede medir el ojo para ver si está debidamente ubicado en la órbita.

    ¿Cómo se tratan las fracturas orbitarias?

    En muchos casos, las fracturas orbitarias no requieren cirugía. Para cualquier fractura orbitaria pequeña, su oftalmólogo puede recomendar compresas de hielo en el área para reducir la inflamación y permitir que la órbita sane por sí sola en el tiempo. A veces se prescriben también antibióticos y descongestionantes. Quienes sufren una fractura orbitaria deben evitar sonarse durante un tiempo mientras la fractura sana.

    Una fractura orbitaria es más severa cuando impide que el ojo se mueva adecuadamente, cuando produce doble visión o cuando ha desplazado el globo ocular al interior de la órbita. En ese caso, el oftalmólogo puede remitir al paciente a un cirujano oculoplástico (un oftalmólogo con capacitación específica) para practicar esta cirugía.

    En muchos casos, el cirujano oculoplástico preferirá esperar un tiempo para ver si el proceso de recuperación avanza adecuadamente y no es necesario recurrir a la cirugía. Esperar hasta que baje la inflamación, podrá ayudar a tomar esa decisión y evitar así cualquier posible complicación.

    Un oftalmólogo es un médico cirujano especialmente capacitado para examinar el ojo después de una lesión y recomendar el mejor plan de tratamiento.