• Tratamiento de membranas neovasculares coroideas

    Escrito por
    Jul. 26, 2019

    El tratamiento de las MNVC puede variar según la enfermedad subyacente. El tratamiento incluye fármacos anti-FCEV, tratamiento con láser térmico o terapia fotodinámica (TFD). Según cómo progrese su enfermedad, usted podría recibir uno o más de estos tratamientos.

    Tratamiento anti-FCEV. Una forma habitual de tratar las MNVC es con fármacos anti-FCEV. Estos fármacos actúan en una sustancia química del cuerpo que causa el crecimiento de vasos sanguíneos anormales debajo de la retina. Esa sustancia química se llama factor de crecimiento endotelial vascular, o FCEV. Varios fármacos anti-FCEV pueden bloquear el FCEV que causa problemas en el ojo. Bloquear el FCEV disminuye el crecimiento de las MNVC, desacelera su filtración, ayuda a retrasar la pérdida de la visión y, en algunos casos, mejora la visión.

    Su oftalmólogo le administra el fármaco anti- FCEV directamente en el ojo en un procedimiento ambulatorio. Antes de la inyección, su oftalmólogo le limpiará y adormecerá el ojo. En el transcurso de muchos meses, puede recibir varias inyecciones de anti-FCEV. Suele ser necesario repetir el tratamiento de anti-FCEV para no perder el efecto.

    Tratamiento con láser térmico. Otra forma de tratar las MNVC es con tratamiento con láser térmico En general, el tratamiento con láser es ambulatorio. Se lleva a cabo en el consultorio del médico o en el hospital.

    El haz de láser de este procedimiento es un haz de luz de energía alta focalizada. Produce una quemadura pequeña cuando impacta la zona de tratamiento de la retina. Esto destruye los vasos sanguíneos anormales, lo que impide que continúe la filtración de líquido, el sangrado y el crecimiento.

    Después del tratamiento con láser la visión puede ser más borrosa que antes del tratamiento, pero con frecuencia se estabiliza en un par de semanas. Se forma una cicatriz en el lugar del tratamiento, lo que crea un punto ciego permanente. Este punto ciego podría notarse en su campo de visión.

    El tratamiento con láser usualmente destruye los vasos sanguíneos anormales, pero los pacientes con frecuencia necesitan repetir el tratamiento en el plazo de tres a cinco años.

    Terapia fotodinámica (TFD). La TFD utiliza un medicamento activado por la luz llamado fotosensibilizador junto a un láser de baja potencia, o láser frío, para identificar las MNVC. Su oftalmólogo realiza este procedimiento en forma ambulatoria, generalmente en el consultorio. El fármaco fotosensible se inyecta en una vena del brazo. Se desplaza por el cuerpo y a los vasos sanguíneos anormales. El láser actúa directamente en los vasos anormales, activando así el fármaco. Esto causa daño, específicamente, en los vasos sanguíneos no deseados.

    Después de la TFD, es posible que los vasos sanguíneos anormales vuelvan a abrirse, por lo que podría necesitar múltiples tratamientos.

    El tratamiento de las MNVC puede ayudar a estabilizar su visión y evitar que continúe la pérdida de la visión. Sin embargo, para muchos pacientes no es posible recuperar la vista perdida. En tales casos, es importante saber cómo aprovechar al máximo lo que resta de su visión.