• Diagnóstico de neuropatía óptica isquémica

    Mar. 01, 2016

    Si usted tiene una pérdida repentina de la visión, es importante que busque atención médica inmediata. Su oftalmólogo llevará a cabo una evaluación detallada del ojo para determinar si los síntomas están relacionados con una neuropatía óptica isquémica, y si es así, qué tipo de NOI está presente. Su Doctor de los Ojos evaluará su agudeza visual, medirá la presión del ojo, y hará uso de gotas oculares dilatadoras para llevar a cabo un examen de ojo dilatado y buscar signos de daños en el nervio óptico.

    Si su Doctor de los Ojos sospecha la presencia de una NOIA arterítica (la forma más peligrosa de NOIA), podrá utilizar una prueba de diagnóstico llamada angiografía con fluoresceína mediante la cuál se inyecta un tinte en el brazo y se toma una serie de fotografías muy rápidamente para confirmar un bloqueo del flujo de sangre en el nervio óptico.

    Su Doctor de los Ojos también puede ordenar pruebas adicionales para descartar una arteritis de células gigantes (ACG) (asociada a menudo con una NOIA arterítica), incluyendo análisis de sangre y biopsias de las arterias en la zona de las sienes de la cabeza.