• Diagnóstico de la parálisis de Bell

    Mar. 01, 2016

    No hay un examen de laboratorio específico que se use para confirmar una parálisis de Bell. En su lugar, su médico diagnosticará la condición descartando otras causas de parálisis facial, incluyendo derrames cerebrales u otras condiciones neurológicas. Él o ella examinará su cara y estudiará su inhabilidad de mover músculos superiores o inferiores en el lado afectado de la cara.

    En ocasiones, exámenes de sangre pueden ser ordenados para establecer otras posibles causas de la parálisis de Bell, tales como infecciones o diabetes.

    El uso de resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés), o de un escán con tomografía computarizada (TC o TAC por sus siglas en inglés), pueden ayudar a su médico a encontrar otras posibles fuentes de presión en el nervio facial. Otra prueba llamada electromiografía (EMG) puede mostrar si ha habido daño a los nervios faciales y, si es el caso, qué tan grave es el daño.