• ¿Qué es el síndrome endotelial iridocorneal?

    Escrito por
    Revisado por Odalys Mendoza MD
    Dec. 11, 2019

    El síndrome endotelial iridocorneal (ICE, por sus siglas en inglés) es una enfermedad ocular poco común. Las tres características principales del síndrome ICE son:

    El síndrome ICE es un grupo de afecciones relacionadas con cambios en las células de la córnea y el iris. En este síndrome casi siempre hay células que se desplazan de la córnea al iris. La pérdida de células de la córnea puede causar hinchazón corneal, y el iris y la pupila pueden deformarse. Cuando las células de la córnea se desplazan, pueden impedir que el líquido fluya correctamente por los canales de drenaje microscópicos del ojo. Este bloqueo hace que aumente la presión dentro del ojo, dando lugar a que se presente el glaucoma.

    ¿Quién está en riesgo de contraer el síndrome ICE?

    Es más frecuente en las mujeres que en los hombres. El síndrome generalmente se diagnostica en la mediana edad. Típicamente, el síndrome ICE afecta un solo ojo.

    Causas

    No se conoce por completo qué lo causa. Algunos oftalmólogos creen que un virus, como el herpes simple, lo puede provocar. El virus entonces hace que la córnea se hinche.

    Síntomas

    Las personas con el síndrome ICE pueden tener dolor o visión borrosa en un ojo, o notar cambios en el iris o la pupila.

    ¿Cómo se diagnostica y trata el síndrome ICE?

    El oftalmólogo realiza un examen ocular completo y algunas otras pruebas para diagnosticar el síndrome ICE.

    El examen por lo general mostrará:

    • cambios en el iris
    • hinchazón de la córnea y
    • aumento de la presión dentro del ojo (glaucoma)

    Tratamiento

    No hay manera de detener la progresión del síndrome ICE. El tratamiento suele centrarse en controlar el glaucoma. El tratamiento del glaucoma requiere medicamentos y posiblemente cirugía. Esto ayuda a reducir la presión dentro del ojo.

    El oftalmólogo pudiera recetar medicamentos para ayudar a reducir la hinchazón de la córnea. En algunos casos, puede ser necesario un trasplante de córnea.