• ¿Qué es la oncocercosis?

    Leer en Español:
    Escrito por
    Revisado por Odalys Mendoza MD
    Editado por David Turbert
    Nov. 18, 2020

    La oncocercosis es una infección causada por un parásito en particular. Esta infección también se llama ceguera africana de río. Es la segunda causa más común de ceguera infecciosa en el mundo. Las personas suelen tener síntomas como picazón y protuberancias en la piel antes de que ocurra la ceguera.

    ¿Cuál es la causa de la oncocercosis?

    Una lombriz intestinal parasitaria causa la oncocercosis. La infección por esta lombriz intestinal solo afecta a los humanos. Se transmite por la picadura de la Simulium yaheneseIt, una mosca negra. Esta mosca negra se encuentra solo en ciertas áreas del mundo, cerca de ríos y arroyos de corriente rápida. La oncocercosis no se puede transmitir de una persona a otra.

    Después de la picadura de una mosca negra infectada, las larvas ingresan a la sangre y circulan por todo el cuerpo. Se incrustan debajo de la piel y se juntan, formando bultos. A medida que los parásitos maduran, se extienden por todo el cuerpo y pueden llegar hasta los ojos.

    Los parásitos pueden entrar en todas las áreas del ojo:

    La reacción del cuerpo a los parásitos, daña las delicadas estructuras del ojo. Esto conduce a la ceguera.

    El daño a la córnea puede causar una cicatriz que bloquea la visión. El daño al sistema de drenaje del ojo puede hacer que se acumule presión dentro del ojo y pueda causar glaucoma. Si la retina está dañada, el ojo no puede recopilar y enviar imágenes al cerebro de forma correcta.

    En los lugares donde la enfermedad es más común, hasta cuatro de cada cinco personas se infectarán. Esto incluye zonas de Nigeria y Zaire alrededor de los ríos donde vive la mosca negra. Por lo general, la infección tarda años en causar ceguera. La esperanza de vida promedio puede ser hasta 12 años menos para las personas que tienen la infección.

    ¿Quiénes corren el riesgo de contraer oncocercosis?

    La oncocercosis es más común en los países en desarrollo donde vive esta mosca negra. Las áreas con tasas más altas de oncocercosis incluyen África occidental, América Latina y Yemen. En los Estados Unidos y Europa, la oncocercosis solo se encuentra en personas que han vivido previamente en estas áreas afectadas.

    Se calcula que entre 18 y 37 millones de personas tienen oncocercosis. Hasta 2 millones de personas tienen deficiencias visuales o ceguera como resultado de esta infección.

    Los síntomas de la oncocercosis

    Los síntomas de la oncocercosis relacionados con la piel, ocurren años antes de los problemas oculares.

    Los cambios en la piel pueden incluir:

    • protuberancias debajo de la piel que pueden medir más de una pulgada de tamaño
    • irritación de la piel
    • picazón intensa
    • hinchazón
    • adelgazamiento
    • parches en la piel que han perdido el color normal

    Los síntomas oculares incluyen:

    Otras afecciones pueden causar muchos de estos síntomas. Se necesita un examen cuidadoso por parte de un oftalmólogo para hacer el diagnóstico correcto.

    Diagnóstico de oncocercosis

    Su oftalmólogo, con un equipo de otros especialistas (como un dermatólogo y un médico especialista en enfermedades infecciosas), puede diagnosticar esta afección. Sus médicos examinarán cuidadosamente sus ojos y su cuerpo. Pueden confirmar si tiene la infección con muestras de piel o análisis de sangre.

    Tratamiento de la oncocercosis

    Buenas formas de evitar contraer la infección incluyen:

    • evite ir a los lugares donde la enfermedad es común
    • utilice repelente de insectos
    • utilice ropa adecuada

    Si contrae oncocercosis, el tratamiento temprano puede prevenir o reducir problemas a largo plazo. Programas como el Programa Africano para el Control de la Oncocercosis (PACO) y el Programa de Control de la Oncocercosis (PCO) han prevenido la ceguera en más de 200.000 personas.

    Si tiene la infección, los medicamentos antiparasitarios pueden reducir la cantidad de parásitos en el cuerpo. William C. Campbell y Satoshi Ōmura ganaron el Premio Nobel de medicina por su descubrimiento de la avermectina. Este es uno de los medicamentos antiparasitarios más potentes utilizados contra la oncocercosis. Este descubrimiento ayudó a reducir la tasa de propagación y eliminó la infección de Colombia y Ecuador.

    Las infecciones más avanzadas pueden necesitar cirugía para mantener o restaurar la visión. Estas cirugías pueden incluir:

    En casos avanzados, la infección puede afectar varias partes del ojo al mismo tiempo. En estos casos, con frecuencia, no es posible realizar ningún tratamiento y los médicos no pueden restaurar su visión.