• ¿Qué es un coloboma?

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por Stephen N Lipsky MD
    Jan. 04, 2022

    Un coloboma describe afecciones en las que falta desde el nacimiento tejido normal en el ojo o alrededor del mismo.

    La palabra coloboma proviene de una palabra griega que significa “mutilado.” El ojo se desarrolla rápidamente durante los primeros tres meses de crecimiento del feto. Un espacio conocido como fisura coroidea aparece debajo de los tallos que eventualmente forman el ojo. Esta fisura generalmente se cierra a la séptima semana del embarazo. Si no se cierra, se forma un coloboma o espacio.

    Un coloboma puede afectar a uno o ambos ojos. Si ambos ojos están afectados, los efectos pueden ser iguales o diferentes en ambos ojos. Existen diferentes tipos de coloboma, según la parte del ojo afectada:

    • Coloboma palpebral. Falta una parte del párpado superior o inferior.
    • Coloboma de cristalino. Falta una parte del cristalino.
    • Coloboma macular. En este tipo de coloboma, la mácula no se desarrolla normalmente.
    • Coloboma de nervio óptico. En este coloboma, el nervio óptico está hueco, lo que reduce la visión.
    • Coloboma uveal. La úvea es la capa intermedia del ojo. Este coloboma puede afectar el iris, la parte de color del ojo, lo que le da un aspecto distintivo de cerradura u ojo de gato.
    • Coloboma coriorretiniano. En este coloboma, falta parte de la retina.

    Síntomas del coloboma

    Los síntomas del coloboma dependen de dónde se produce. Un coloboma del iris será visiblemente evidente debido al aspecto de cerradura o de ojo de gato de la pupila. Un coloboma palpebral también será evidente debido a la presencia de una muesca o defecto en el párpado. Las personas con coloboma que afecta la parte anterior del ojo pueden tener problemas con la visión y deben ser evaluadas en la infancia.

    Otros tipos de coloboma también pueden producir pérdida de la visión, según el tamaño y la ubicación. Un niño con un coloboma que afecta la mácula o el nervio óptico probablemente tendrá disminución de la visión. Los niños a los que les falta una parte de la retina tendrán un “defecto del campo visual,” lo que significa que no tendrán visión en un lugar específico (por ejemplo, en la parte superior del campo visual). Puede que la pérdida de visión causada por un coloboma no sea notable en el nacimiento.

    En ocasiones, los niños con coloboma tienen un aumento de la sensibilidad a la luz.

    ¿Quién está en riesgo de desarrollar coloboma?

    Se cree que un coloboma es genético y que se puede transmitir en la familia.

    En ocasiones, un coloboma es parte de un síndrome genético. Por ejemplo, el síndrome del ojo de gato, un trastorno infrecuente que recibe su nombre por la forma distintiva de un coloboma de iris, está causado por una mutación genética específica y se produce junto con otras anomalías físicas.

    Sin embargo, no todos los bebés que nacen con un coloboma tienen antecedentes familiares de esta afección u otro síndrome en particular, lo que sugiere que el trastorno puede aparecer al azar.

    Diagnóstico del coloboma

    Un coloboma se diagnostica mediante un examen ocular minucioso realizado por un oftalmólogo.

    El oftalmólogo utilizará un oftalmoscopio para examinar el interior de los ojos del bebé. Cuando un niño tiene suficiente edad para poder expresarse, se pueden realizar otras pruebas, como una prueba de agudeza visual, a fin de evaluar cómo puede estar afectada la visión.

    Tratamiento del coloboma

    No hay cura para un coloboma, y el tratamiento varía según el tipo. Las personas con coloboma de iris pueden usar lentes de contacto de color para hacer que el iris parezca redondo. También se puede corregir el aspecto del iris con cirugía. Existen, además, diversos procedimientos para reparar colobomas palpebrales.

    Para otros tipos de coloboma, es importante ayudar a las personas a adaptarse a sus problemas de visión, lo que incluye usar dispositivos para baja visión según sea necesario. Además, su oftalmólogo lo ayudará a manejar otros problemas que ocurren con el coloboma, como las cataratas o el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo a medida que el paciente envejece.

    Su oftalmólogo podría recomendarle ciertos tratamientos si el niño tiene un coloboma solo en un ojo. Para asegurarse de que no se desarrolle ambliopía (ojo perezoso) , el oftalmólogo posiblemente desee colocar un parche o que use gotas especiales para los ojos u anteojos en el ojo no afectado. Este tratamiento a veces puede mejorar la visión en los ojos, incluso en presencia de colobomas graves.