• ¿Qué es la retinitis por citomegalovirus?

    Escrito por
    Revisado por G Atma Vemulakonda, MD
    Apr. 22, 2022

    La retinitis por citomegalovirus (retinitis por CMV) es una infección ocular viral grave que se produce en la retina. La retina es la capa nerviosa que recubre la parte posterior del ojo y detecta la luz. La retinitis por CMV presenta con mayor frecuencia en personas con sistema inmunológico debilitado.

    ¿Cuáles son los síntomas de la retinitis por CMV?

    Los síntomas de la retinitis por CMV pueden comenzar con la aparición lenta de moscas volantes con visión borrosa a lo largo de unos días. Esto puede llevar a la pérdida de la visión periférica (lateral). En ocasiones los síntomas comienzan con un punto ciego en el centro de la visión y pueden llevar a la pérdida de la visión central. Los síntomas habitualmente aparecen primero en un ojo, pero con frecuencia progresan al otro ojo. Sin tratamiento o mejora del sistema inmunológico, la retinitis por CMV destruye la retina y daña el nervio óptico. Esto resulta en una disminución de la visión o inclusive ceguera. Las personas con retinitis por CMV con frecuencia presentan retina desprendida.

    ¿Qué causa la retinitis por CMV?

    La retinitis por CMV se produce por el citomegalovirus. Es uno de los virus del herpes que infecta a la mayoría de los adultos. La gran mayoría de quienes tienen citomegalovirus no tienen síntomas de infección. Nunca tendrán un problema debido al virus, pero en las personas con sistema inmunológico debilitado, el virus se puede reactivar y diseminarse a la retina. Esto puede producir problemas oculares que ponen en riesgo la visión.

    ¿Quién se encuentra en riesgo de sufrir retinitis por CMV?

    La retinitis por CMV es una amenaza significativa para otras personas con sistema inmunológico débil. Entre estas se incluyen:

    • individuos con VIH/SIDA
    • individuos que en el presente están en terapia inmunosupresora para cáncer/leucemia
    • receptores de trasplantes de órganos (incluyendo trasplantes de médula ócea)

    Los síntomas más tempranos de retinitis por CMV son manchas flotantes con sombras en la visión perfiférica (lateral) a medida que la enfermedad progresa. Los oftalmólogos tienen que examinar a las personas con sistema inmunológico afectado para detectar la enfermedad.

    VIH, SIDA y retinitis por CMV

    Antes de la terapia antirretroviral altamente activa, la retinitis por CMV era un problema frecuente para personas con SIDA. A pesar de que actualmente es algo menos común, las personas con VIH o SIDA todavía tienen un mayor riesgo de presentar retinitis por CMV. Deben consultar a un oftalmólogo regularmente.

    ¿Cómo se diagnostica la retinitis por CMV?

    Si oftalmólogo examinará sus ojos después de dilatar (ensanchar) sus pupilas. Su oftalmólogo analizará áreas del ojo, incluida la retina, para detectar signos de retinitis por CMV.

    ¿Cómo se trata la retinitis por CMV?

    Fortalecer el sistema inmunológico es una parte importante del tratamiento de la retinitis por CMV. Las personas con VIH o SIDA con frecuencia mejoran si reciben terapia antirretroviral altamente activa (HAART).

    También hay tratamientos específicos para la retinitis por CMV. Se puede usar ganciclovir y otros medicamentos antivirales de varias maneras:

    • por boca
    • por una vena
    • como inyección ocular
    • por medio de un implante en el ojo que administra medicamento a lo largo del tiempo

    Con frecuencia el oftalmólogo tendrá que realizar una cirugía con láser. El láser puede reducir el riesgo de un desprendimiento de retina, cuando el daño en ésta crea lágrimas hace que se caiga de la parte posterior del ojo.

    Si bien hay tratamientos disponibles, no puede recuperar la visión perdida a causa de la retinitis por CMV. Aun con tratamiento, la enfermedad puede progresar. La recurrencia de la retinitis por CMV es frecuente, por lo que son importantes los exámenes regulares con un oftalmólogo.