• ¿Qué es la retinopatía de la prematuridad?

    Escrito por
    Revisado por Ninel Z Gregori MD
    May. 26, 2021

    La retinopatía de la prematuridad (ROP, por sus siglas en inglés) es una enfermedad ocular que padecen algunos bebés prematuros nacidos antes de las 31 semanas de gestación. (Un embarazo a término equivale a un período de entre 38 y 42 semanas). Se trata de un problema que afecta el tejido que se encuentra en la parte posterior del ojo, llamado retina. La retina detecta la luz y envía señales al cerebro para que usted pueda ver. La ROP produce el crecimiento de vasos sanguíneos no deseados en la retina del bebé. Posteriormente, estos vasos sanguíneos pueden provocar problemas graves en los ojos y en la visión.

    La ROP puede desaparecer por sí sola a medida que el infante crece. Pero durante el crecimiento, debe ser visto por un oftalmólogo con regularidad. En algunos casos, un tratamiento de urgencia es necesitado para prevenir ceguera. Si no es tratado a tiempo, el niño puede tener una pérdida permanente de la visión, o inclusive ceguera.

    Causas de la retinopatía de la prematuridad

    Por lo general, los vasos sanguíneos de los ojos se terminan de desarrollar pocas semanas antes del nacimiento. Los bebés que nacen antes de término están expuestos a varias cosas. Los medicamentos, el oxígeno, las luces brillantes o los cambios de temperatura pueden influir en el desarrollo de los vasos sanguíneos del ojo.

    Estos son algunos de los factores que los médicos creen que pueden contribuir a la manifestación de la ROP:

    • Bajo peso al nacer (poco menos de 3 libras o menos).
    • Cuán temprano nace el bebé. Un bebé prematuro nacido a las 28 semanas corre mayor riesgo de tener ROP que un bebé prematuro nacido a las 32 semanas.
    • Suministrar oxígeno adicional al bebé después del nacimiento.

    Los bebés caucásicos (blancos) tienen más probabilidades de tener ROP que los bebés afroamericanos. Los bebés prematuros también tienen más probabilidades de tener ROP si tienen otros problemas de salud. Estos problemas incluyen anemia (bajo nivel de hierro en la sangre), deficiencia de vitamina E o problemas respiratorios.

    Diagnostica

    Poco después del nacimiento de un bebé prematuro, se debe constatar que no tenga retinopatía de la prematuridad (ROP, por sus siglas en inglés). El oftalmólogo puede examinar los ojos del bebé durante su estadía en el hospital. Sin embargo, es posible que la ROP no se note sino hasta varias semanas después del nacimiento. Los bebés prematuros en riesgo de desarrollar Retinopatía del Prematuro deben ser evaluados por un oftalmólogo entre 4 y 6 semanas después de nacer y nuevamente después.

    Es importante llevar a su bebé a todos los exámenes de seguimiento recomendados por su oftalmólogo. Una detección a tiempo y un tratamiento son necesarios para prevenir una pérdida permanente de la visión.

    ¿Cómo se trata la ROP?

    Al principio, el oftalmólogo puede monitorear la ROP, en caso de que desaparezca por sí sola. Si el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales continúa, los ojos del bebé deberán recibir tratamiento.

    El oftalmólogo puede elegir una o más de las siguientes opciones para tratar la ROP:

    Para el tratamiento con láser, el oftalmólogo quema el borde de la retina con un rayo láser. Para el tratamiento de congelación (crioterapia), el cirujano destruye parte de la retina con un instrumento a temperatura de congelación. Ambos tratamientos se realizan en secciones muy específicas de la retina para intentar detener el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos.

    También han sido estudiados medicamentos anti-VEGF que son usados ahora tratar la ROP. Estas drogas son inyectadas (con jeringa) en el ojo para detener el crecimiento de vasos sanguíneos no deseados.

    A medida que los bebés con ROP crezcan, el oftalmólogo deberá revisarlos regularmente para descartar problemas de la visión. La ROP puede conducir a la miopía, el desprendimiento de retina, el ojo perezoso (ambliopía) u ojos desalineados. También aumenta el riesgo de glaucoma. Estos problemas se pueden tratar con:

    • anteojos
    • gotas para los ojos
    • un parche en el ojo
    • cirugía