• Retinopatía de la prematuridad: diagnostica y tratamiento

    Revisado por Stephen N Lipsky MD
    Apr. 26, 2019

    Poco después del nacimiento de un bebé prematuro, se debe constatar que no tenga retinopatía de la prematuridad (ROP, por sus siglas en inglés). El oftalmólogo puede examinar los ojos del bebé durante su estadía en el hospital. Sin embargo, es posible que la ROP no se note sino hasta varias semanas después del nacimiento. Los bebés prematuros en riesgo de desarrollar Retinopatía del Prematuro deben ser evaluados por un oftalmólogo entre 4 y 6 semanas después de nacer.

    ¿Cómo se trata la ROP?

    Al principio, el oftalmólogo puede monitorear la ROP, en caso de que desaparezca por sí sola. Si el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales continúa, los ojos del bebé deberán recibir tratamiento.

    El oftalmólogo puede elegir una o más de las siguientes opciones para tratar la ROP:

    Para el tratamiento con láser, el oftalmólogo quema el borde de la retina con un rayo láser. Para el tratamiento de congelación (crioterapia), el cirujano destruye parte de la retina con un instrumento a temperatura de congelación. Ambos tratamientos se realizan en secciones muy específicas de la retina para intentar detener el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos.

    También se están realizando investigaciones sobre medicamentos contra la ROP. Estos medicamentos se inyectan en el ojo para detener el crecimiento de los vasos sanguíneos no deseados.

    A medida que los bebés con ROP crezcan, el oftalmólogo deberá revisarlos regularmente para descartar problemas de la visión. La ROP puede conducir a la miopía, el desprendimiento de retina, el ojo perezoso (ambliopía) u ojos desalineados. También aumenta el riesgo de glaucoma. Estos problemas se pueden tratar con:

    • anteojos
    • gotas para los ojos
    • un parche en el ojo
    • cirugía