• Diagnóstico y tratamiento de una úlcera de la córnea

    Escrito por Kierstan Boyd
    Revisado por Elena M Jimenez MD
    Nov. 26, 2018

    Su oftalmólogo usará un contraste especial llamado fluoresceína para destacar cualquier daño en la córnea. Luego, examinará la córnea con un microscopio especial llamado lámpara de hendidura. El examen con lámpara de hendidura le permite al oftalmólogo ver el daño en la córnea y determinar si tiene una úlcera.

    Si el oftalmólogo cree que la úlcera de la córnea fue causada por una infección, puede que tome una muestra pequeña de tejido. El análisis de esta muestra ayuda a identificar y tratar adecuadamente la infección.

    ¿Cómo se trata una úlcera de la córnea?

    El tratamiento consiste en el uso de colirios antibióticos, antimicóticos o antivirales. En algunos casos, el oftalmólogo le puede recetar tabletas antimicóticas. En otros casos, lo tratará con una inyección de medicamento cerca del ojo.

    El oftalmólogo puede recetarle colirios con esteroides o antiinflamatorios después de que la infección haya mejorado o desaparecido. Esto debería disminuir la inflamación y ayudar a evitar la formación de cicatrices. El uso de colirios con esteroides para tratar las úlceras de la córnea es controversial. Solo debe usarlos bajo la estricta supervisión de su oftalmólogo. Es posible que los colirios con esteroides empeoren una infección.

    Su oftalmólogo puede recetarle analgésicos por vía oral para aplacar el dolor.

    Si los síntomas cambian o empeoran de repente durante el tratamiento, informe de inmediato al oftalmólogo.

    Esté atento a los siguientes síntomas:

    Removal of disease cornea during transplant
    Se extrae la córnea anormal.
    Donor cornea placement during transplant
    La córnea del donante se sutura en su lugar.

    Tratamiento quirúrgico. Por medio de un trasplante de córnea de un donante saludable puede sustituirse la córnea dañada para restaurar la visión. Una vez que la infección desaparece y la úlcera se cura con los medicamentos, puede quedar una cicatriz notoria. En este caso, puede hacerse un trasplante para mejorar la visión. En caso de que la úlcera de la córnea no pueda tratarse con medicamentos, es posible que sea necesario una cirugía de trasplante de córnea para que no pierda la visión.