• Conozca su historial clínico familiar para salvar su visión

    Jan. 22, 2017

    Comparta su historial familiar con el Doctor de los Ojos

    Los exámenes de visión son parte importante de un plan general de salud. De la misma forma como usted compartiría su historial familiar con un médico de cabecera, debe informar a su oftalmólogo sobre su historial familiar de salud ocular. El conocimiento de trastornos oculares familiares en el pasado y presente, puede ayudar a salvar su visión. De hecho, si existe una degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) en su familia, usted tiene un 50 por ciento de posibilidades de desarrollarla. De acuerdo con la Fundación para la Investigación de Glaucoma, tener antecedentes familiares de glaucoma incrementa las posibilidades de desarrollar la enfermedad entre cuatro y nueve veces.

    Antes de ir a su próximo examen de visión, haga alguna investigación sobre antecedentes médicos familiares para que pueda compartir esa importante información con su oftalmólogo. Compartir información con su oftalmólogo acerca de las enfermedades oculares que ocurren en su familia puede dar cabida a que se le recomienden exámenes con mayor frecuencia. Entre más temprano se descubra la enfermedad, mayores son las posibilidades de poder salvar su visión. Un examen completo con dilatación del ojo (un procedimiento indoloro mediante el cual su oftalmólogo examina los ojos y busca problemas de la visión y enfermedades oculares comunes), es recomendado. Este examen puede ayudar a diagnosticar o descartar una amplia gama de enfermedades y condiciones oculares, muchas de las cuales no presentan señales tempranas de alerta.

    Muchas enfermedades oculares hereditarias no muestran síntomas hasta mucho más tarde en la vida. De hecho, muchas enfermedades oculares avanzan sin señal de advertencia en absoluto. Los cambios graduales en la visión a menudo pasan desapercibidos, pero pueden tener un impacto devastador en la capacidad de un individuo para funcionar independientemente. Entre más temprano el Doctor de los Ojos pueda detectar y tratar una enfermedad ocular, mayores son las posibilidades de preservar su valiosa visión.

    Individuos sin señales o factores de riesgo de desarrollar enfermedades oculares deben saber la importancia de tener una evaluación básica ocular no más tarde de los 40 años de edad, el momento en que los primeros signos de enfermedad y cambios en la visión pueden comenzar a ocurrir.

    Después de tener un examen inicial con su oftalmólogo, se le recomendará un programa de exámenes de seguimiento basado en su salud ocular. Si se ve afectado por una enfermedad ocular como el glaucoma o la degeneración macular hay una mayor probabilidad de que otros miembros de su familia puedan estar en riesgo. Tómese el tiempo de compartir esta información. Hágase el propósito de compartir su diagnóstico durante sus vacaciones o reuniones familiares, y discuta la importancia de los exámenes oculares.

    Además de sus antecedentes médicos familiares, usted debe saber que tanto su edad, como su ascendencia étnico-racial y género juegan un papel importante en el desarrollo de enfermedades oculares a las que puede o no ser propenso. Por ejemplo, casi dos tercios de las personas afectadas por pérdida de la visión son individuos del género femenino y ancianos con ascendencia africana, y son cinco veces más propensas a desarrollar glaucoma. ¡Un poco de conocimiento puede llevarle lejos cuando se trata se salvar su visión!