• El misterio del anillo fantasma blanco

    Escrito por Dan T. Gudgel
    Revisado por Thomas L Steinemann MD
    May. 05, 2018

    Una mujer portuguesa dejó temporalmente perplejos a sus médicos en cuanto a la causa de un anillo fantasma blanco que aparecía en su córnea. Eventualmente, los médicos identificaron la causa: una rara afección inflamatoria conocida como síndrome de Cogan. El caso fue reportado en el New England Journal of Medicine.

    La mujer de 24 años había experimentado ojo rojosensibilidad a la luz en forma intermitente durante una década. Los nuevos cambios en su visión la llevaron a consultar de nuevo a su médico. El anillo blanco, aunado a sus otros síntomas, indicaba como diagnóstico una queratitis intersticial (inflamación de una capa de la cornea conocida como estroma). Sin embargo, la paciente presentó resultados negativos para las diversas infecciones que suelen ser la causa principal de la queratitis intersticial.

    Seis meses después, presentó una nueva serie de síntomas: vértigo, un zumbido en los oídos y pérdida de audición. Los nuevos síntomas — junto con los que ya había experimentado — indicaron el síndrome de Cogan como el culpable más probable. Este síndrome es una afección autoinmune poco frecuente que afecta principalmente los ojos y los oídos. De no tratarse, el síndrome de Cogan puede llevar a pérdida de la audición, ceguera y otras complicaciones graves de salud. El tratamiento con esteroides mejoró la visión de la paciente, aunque parte de su pérdida auditiva fue permanente.

    Otras causas de anillos luminosos de colores en el iris

    Muchos desarrollan un anillo luminoso de color alrededor del borde externo del iris (la parte coloreada del ojo) a medida que envejecen. Esto sucede cuando se presenta acumulación de calcio o lípidos (grasa) entre el borde del iris y la parte blanca del ojo. Cuando se acumulan estos depósitos como parte del proceso normal de envejecimiento, aparece este anillo se conoce como arcus senilis. En la mayoría de los casos, es una afección que no causa ningún problema.

    No hay tratamiento para el arcus senilis ni tampoco se necesita. Sin embargo, puede ser un signo de alto nivel de colesterol, por lo que conviene consultar a su oftalmólogo si nota que empieza a formarse el anillo alrededor de su iris. Si una persona joven desarrolla un anillo alrededor del iris, debe consultar a un oftalmólogo a la mayor brevedad. Podría ser signo de problemas dietéticos u otros problemas de salud.