• Los Estudios Muestran que, en los Bebés, el Virus del Zika Puede Producir Daños Oculares más Graves de lo que se Pensaba

    Escrito por Shirley Dang
    Dec. 19, 2016

    Nueva investigación sobre bebés supuestamente afectados por el virus del Zika en el vientre materno muestra que, en un bebé, la infección puede producir graves daños en los ojos, que podrían resultar en una severa limitación visual.

    Dos trabajos científicos sobre anormalidades oculares posiblemente relacionadas con el virus fueron publicados recientemente por investigadores de la Universidad de Stanford y de Brasil.

    El primer estudio encontró varios signos de problemas retinianos no informados anteriormente en la parte posterior del ojo, incluyendo hemorragia, anomalías de los vasos sanguíneos y una especie de lesión ocular conocida como maculopatía en torpedo, no observada antes en relación con el virus del Zika. En uno de los bebés parecía faltar parte de la vasculatura de la retina, un tipo de problema que podría resultar en puntos ciegos o disminución de la visión periférica. La hemorragia retiniana o el sangrado intraocular, de no ser tratados, pueden resultar en pérdida de visión.

    “Estos son problemas oculares graves”, sostiene el Dr. Darius Moshfeghi, autor y profesor de oftalmología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. “La retinopatía y la pérdida de la vasculatura retiniana pueden resultar en una enfermedad progresiva que lleva a la ceguera”.

    El estudio se publicó en línea el miércoles en la revista Ophthalmology, de la Academia Americana de Oftalmología.

    Los tres bebés brasileños en este estudio de casos tenían demás microcefalia, una condición que se sabe que es provocada por el virus y que resulta en una cabeza y un cerebro más pequeños de lo normal. Todos estos bebés nacieron de mujeres que presentaron signos de infección durante el primer trimestre. Los autores dicen que aún no se sabe a ciencia cierta si la infección viral produjo las anomalías oculares o si éstas se relacionan a la microcefalia producida por el virus.

    El otro estudio encontró también anormalidades en bebés nacidos de mujeres afectadas por el Zika e identificaron posibles factores de riesgo asociados. Los investigadores examinaron 40 bebés con microcefalia nacidos en el Estado de Pernambuco, Brasil. Los autores sostienen que los problemas oculares se encuentran con más frecuencia en bebés con cabezas más pequeñas. Además, encontraron más irregularidades oculares en los bebés cuyas madres informaron haber experimentado síntomas durante el primer trimestre. Muchos de los bebés tenían signos de lesiones oculares similares a las del otro estudio.

    “Hemos visto más de 200 niños con microcefalia, más del 40 por ciento de los cuales fueron casos confirmados de Zika con severas lesiones oculares”, sostiene el Dr. Rubens Belfort, Jr., Ph.D., profesor titular de oftalmología de la Universidad Federal de Sao Paulo, Brasil y autor del segundo trabajo publicado en JAMA Ophthalmology.

    Mientras continúa la epidemia, el número de niños en riesgo de problemas oculares y de desarrollo producidos por el virus del Zika parece ir en aumento.

    Recientemente, el CDC informó que cerca de 280 mujeres embarazadas en los Estados Unidos y sus territorios pueden tener ahora el virus, probablemente debido a haber viajado. En Brasil, según los informes, aproximadamente 4.000 bebés presentaron microcefalia, probablemente producida por infecciones congénitas trasmitidas por el Zika. La tasa de incidencia en Brasil es cerca de 20 veces mayor que la tasa registrada antes de la epidemia. Como resultado de la frecuencia de defectos de nacimiento asociados con el virus, la Organización Mundial de la Salud emitió una alerta pública de emergencia.

    “Parecería que la infección por Zika es un aspecto de suma importancia para la salud pública debido a la pérdida de la visión, además de otras anormalidades de desarrollo del cerebro”, dice el Dr. Michael X. Repka, vocero clínico de la Academia Americana de Oftalmología e investigador oftalmológico pediátrico de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

    “Aún estudios como estos con un corto número de casos son importante información clínica debido la escasez de conocimientos acerca de esta enfermedad infecciosa en expansión”, agregó.

    Fuentes

    Expanded Spectrum of Congenital Ocular Findings in Microcephaly with Presumed Zika InfectionOphthalmology, publicado en línea. Mayo 25, 2016.

    Risk Factors Associated With Eye Abnormalities in Infants with Presumed Zika Virus Infection, JAMA Ophthalmology, publicado en línea. Mayo 26, 2016.