• Una oftalmóloga asume la batalla contra la ceguera en las calles de las grandes ciudades

    Escrito por Beatrice Shelton
    Mar. 05, 2019

    ¿Cree usted que la telemedicina es únicamente para las áreas rurales, en donde el acceso a los médicos es limitado y los recursos son escasos? Piénselo otra vez. La oftalmóloga, Dra. Lama Al-Aswad, MPH, está demostrando que los programas de telemedicina pueden reducir la ceguera en las poblaciones más vulnerables que viven en las grandes ciudades de Estados Unidos.

    La Dra. Al-Aswad dirige la iniciativa de teleoftalmología del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York. Durante los dos últimos años, ella y sus colegas han estado conduciendo un nuevo tipo de camión para detección de problemas de visión por las calles de la Ciudad de Nueva York, a fin de encontrar personas en las etapas más tempranas de enfermedad ocular a quienes pueda brindárseles un mejor tratamiento.

    Los residentes pueden acercarse al camión sin cita previa y tener un examen de detección, sin costo alguno, para buscar cuatro de las principales enfermedades que ponen en riesgo la visión: glaucoma, cataratas, degeneración macular y retinopatía diabética.

    El camión es único en su especie, no solamente porque ofrece exámenes de detección completos para estas cuatro causas principales de ceguera, sino porque ofrece también un diagnóstico inmediato. Normalmente, los resultados y las imágenes de las pruebas se almacenan y son revisados después por un médico. En el camión del Dr. Al-Aswad, los datos del paciente se comparten, de inmediato, con un médico que se encuentra en otro lugar, quien se comunica luego por teléfono con el paciente para explicarle cuáles han sido los hallazgos y — de ser necesario — cómo debe ser tratado.

    La Dra. Lama A. Al-Aswad, MPH, directora de la iniciativa de teleoftalmología de la Universidad de Columbia demuestra el proceso de inscripción de la unidad móvil a un paciente prospectivo. Los pacientes suministran una historia médica completa antes
    La Dra. Lama A. Al-Aswad, MPH, directora de la iniciativa de teleoftalmología de la Universidad de Columbia demuestra el proceso de inscripción de la unidad móvil a un paciente prospectivo. Los pacientes suministran una historia médica completa antes de ingresar a la clínica.

    Cerca de la mitad de los primeros 400 pacientes examinados, demostraron tener una afección ocular que requería atención por parte de un oftalmólogo. Un 20 por ciento estaba en riesgo de desarrollar glaucoma y 27 por ciento tenía diabetes o prediabetes, lo que representa riesgo de enfermedad ocular diabética.

    "En un país en desarrollo no hay excusa para la ceguera", sostiene la Dra. Al-Aswad. "Uno de los problemas es la falta de educación. Sin embargo, el hecho es que la gente simplemente no va al oftalmólogo, inclusive en una ciudad tan importante como Nueva York".

    Cerca de la mitad de estos pacientes no se habían hecho un examen de ojos en dos o más años. Algunos jamás se habían hecho un examen ocular.

    La Universidad de Columbia trabajó con hospitales estatales, los hospitales de la red de seguridad local y los trabajadores sociales en Nueva York para asegurarse de que hubiera atención disponible para quienes buscaban atención médica de seguimiento.

    En la lucha del sistema de salud por reducir las desigualdades en la atención médica, las clínicas móviles de salud pueden ayudar a cerrar parte de estas brechas en la atención, reduciendo así de manera potencial la tasa de enfermedades que llevan a la ceguera en Estados Unidos.

    El estudio continúa. En el 2018, 992 personas fueron examinadas entre mediados de abril y octubre. Los resultados sugieren que los programas de detección de la teleoftalmología prometen ser un buen método de detección de enfermedades oculares.