• ¿Podrían los iPhones convertirse en "EyePhones"?

    Escrito por Dayle Kern
    Dec. 19, 2016

    Los teléfonos inteligentes, tanto iPhones como Androids, están siendo más y más inteligentes. De hecho, algunos estudios de investigación indican que los médicos están utilizando teléfonos inteligentes para realizar algunas tareas en su práctica. Si bien los teléfonos inteligentes pueden no ser la mejor opción para cada paciente o ubicación, podrían ser una buena alternativa para equipos tradicionales en comunidades remotas o marginadas. En un estudio, un iPhone fue utilizado para examinar a pacientes con diabetes y fotografiar el interior del ojo para evaluar retinopatía diabética.

    El método tradicional para monitorear la progresión de la retinopatía diabética es llamado biomicroscopía retinal con lámpara de hendidura, que permite a los oftalmólogos ver la parte trasera del interior del ojo. Este tipo de examen requiere un equipo especializado de gran tamaño que se encuentra sólo en recintos clínicos, lo que representa un reto importante para el seguimiento de los pacientes que viven en comunidades rurales o de bajos recursos.

    Para hacer frente a este desafío, un grupo de investigación con sede en Italia desarrolló un pequeño adaptador óptico llamado D-Eye que se adhiere magnéticamente a un iPhone 5, creando un oftalmoscopio para teléfono inteligente. Tanto el dispositivo como el método tradicional fueron utilizados para tomar imágenes digitales de la retina dilatada en 120 pacientes con diabetes, durante un examen rutinario en busca de retinopatía diabética.

    Una vez comparados los resultados entre los dos métodos, se encontró que los resultados fueron exactamente los mismos en un 85 por ciento de los ojos, y casi exactos (dentro de un número del grado de progresión de la enfermedad) en un 96,7 por ciento de los ojos. En la mayoría de los casos en los que los resultados entre el teléfono inteligente y el método tradicional no coincidieron, el método tradicional encontró un estado más avanzado de la enfermedad.

    Dentro de los resultados del teléfono inteligente, nueve ojos no pudieron ser evaluados debido al tamaño de la pupila o a la presencia de cataratas. Entre los resultados del método tradicional, el número de ojos que no pudieron ser evaluados fue cuatro. Por lo tanto, si bien el método tradicional todavía es más exacto para la clasificación de una retinopatía diabética, los investigadores creen el oftalmoscopio para teléfono inteligente tiene un gran potencial para su uso en comunidades rurales o remotas que normalmente reciben pocos o ningún tipo de exámenes en lo absoluto.