• Los pacientes con queratocono avanzado pueden tener una alternativa futura al trasplante total de córnea

    Escrito por Kierstan Boyd
    Mar. 18, 2017

    El queratocono, una enfermedad que adelgaza la córnea y le da forma de cono pueden tener un grave impacto en la visión. Las opciones de tratamiento actuales, que incluyen trasplante de córnea, son limitadas y pueden ser riesgosas debido a los problemas de cicatrización y distorsión continua de la visión debida al astigmatismo. Además, quienes tienen queratocono no pueden usar lentes de contacto por demasiado tiempo para corregir la visión debido a la forma cónica de sus córneas.

    Investigadores del Instituto de Cirugía Ocular Innovadora de Rotterdam, Holanda, de la Clínica de Córnea Melles y del Banco de Ojos Amnitrans decidieron resolver este problema para personas con queratocono. Estudiaron si el trasplante de sólo una capa de córnea en lugar de la córnea completa podría ayudar a las personas con queratocono avanzado a evitar o retardar el trasplante total de córnea y otros procedimientos potencialmente riesgosos. También esperaban que el procedimiento pudiera permitir que personas con queratocono pudieran usar lentes de contacto.

    Los investigadores trasplantaron tejido de donante de la segunda capa de la córnea – conocida como la capa de Bowman – en la capa intermedia de la córnea en 22 ojos de 19 pacientes con queratocono avanzado. Se agregó este tejido para fortalecer y aplanar las córneas delgadas y abultadas. Después de monitorear a estos pacientes durante cinco años, los investigadores encontraron que el tratamiento mejoraba la visión y estabilizaba la enfermedad en nueve de cada 10 ojos (90%).

    Los investigadores explicaron que debido a que la capa de Bowman no contiene células, se considera ideal para trasplante. Y esto se debe a que el tejido trasplantado de otra persona suele ser rechazado por el organismo porque las células del tejido son consideradas como extrañas y potencialmente peligrosas. Al colocar el tejido en la capa media de la córnea, se estimula aparentemente una respuesta de cicatrización. Y debido a que no se utilizan cortes ni suturas, es un procedimiento menos riesgoso que algunos de los que se utilizan para tratar el queratocono, incluyendo el trasplante de córnea de grosor completo.

    Otros hallazgos de este estudio:

    • La visión corregida de los pacientes mejoró de 20/400 a 20/200.
    • Todos los pacientes toleraron los lentes de contacto por períodos de tiempo prolongados.
    • La visión mejor corregida promedio de los pacientes con los lentes de contacto se mantuvo estable a 20/40 desde antes hasta después de la cirugía.
    • Ninguno de los pacientes tuvo complicaciones después de la cirugía, como las que pueden ocurrir con el trasplante, por ejemplo, problemas de cicatrización y astigmatismo persistente.

    Los investigadores sostienen que la técnica de trasplante de tejido de la capa de Bowman debe ser sometida a estudios más amplios.